Roly Serrano: «Tengo un gran amor en Santa Fe, ojalá la vida un día nos junte» – Revista Paparazzi

Roly Serrano: "Tengo un gran amor en Santa Fe, ojalá la vida un día nos junte"

ROMANCES
ROMANCES
La trayectoria sobre el escenario acompaña la carrera de Roly Serrano (63), que es parte de Sé infiel sin mirar con quién, en el Teatro Candilejas. Pero sus ideales van más allá… Con ansias de involucrarse en política, en principio el prestigioso actor tiene tres desafíos por delante: seguir cuidando su salud, abandonar el cigarrillo y pasar las PASO en Salta, donde se presentará como candidato a diputado.
 
 
“Hace un par de años, en una entrevista, me preguntaste cómo estaba. Y te respondí: ‘Como el culo’, y que me daba la sensación de que estaba esperando morirme para darme cuenta de que me estaba matando. De ahí empecé a hacer una catarsis de cómo estaba y esa nota se transformó en un antes y un después en la vida de Roly Serrano. ¡Se mediatizó tanto! La leí setenta y dos mil veces y no escribiste nada que no te haya dicho, fuiste fiel a mi palabra. Hasta me llamaron de Presidencia para saber cómo estaba y si necesitaba algo. No era consciente del grado de popularidad que tenía. La gente me esperaba en la calle para decirme que me cuidara, que me necesitaban”. 
 
 
–¿Y te cuidaste?
–Sí, claro que sí. A partir de ahí bajé sesenta kilos. Estoy en un proceso de cuidarme, tengo que bajar más kilos todavía. Lo estoy haciendo de a poco, ya no estoy a dieta. Me están pasando cosas muy buenas. Estoy en un muy buen momento profesional, en el que estoy empezando a disfrutar lo que hago. 
 
–¿Empezando a disfrutar…?
–Es un proceso, no seas tan fina conmigo. Después que hice todo el proceso de por qué me estaba matando, que tenía que ver con la muerte de mi mujer y con ese estado depresivo que yo tenía, empecé a dar vuelta un montón de cosas. Puse la energía en mi trabajo y viví un montón de cosas profesionales. Ahora digo dónde quiero estar y dónde no. Puedo elegir la calidad humana y un montón de cosas. Y no ir detrás del dinero y del protagonismo, que es lo que todo actor intenta buscar y desea. No me importa la llegada, quiero vivir el proceso, los momentos de tránsito. Hoy hay un momento de descomunicación grande. Hay cuatro personas sentadas en un bar y están con el teléfono comunicándose con otros, no entre ellos, que están juntos, lo digo como metáfora… Tengo que seguir con mi salud, es una lucha diaria. No es que lo tengo asumido y ya está. Todos los días me tengo que decir: “Esto me daña, esto me lastima”. Más adelante tengo la lucha del cigarrillo. 
 
–¿La ves más difícil?
–Y… me va a costar. Tengo dos batallas: la de la salud y gordura y la del cigarrillo. Pensá que cuando nosotros hicimos la nota, yo pesaba 190 kilos, y ahora 140. Aprendí a escuchar y a no enojarme con quien me lo hace notar. 
 
–En su momento tenías una pareja en el interior del país…
–Es un gran amor, en Santa Fe. Un ser muy especial que amo mucho y que, ojalá, alguna vez la vida nos junte. Por ahora no podemos estar juntos. Voy para allá, estoy con ella. 
 
–¿Y ella va a Buenos Aires?
–¡No! Es una mujer que tiene que pelear constantemente con adversidades. Trabajar, mantener a su familia, hijos, nieto, y tiene que laburar cuarenta y ocho horas por día para poder vivir dignamente, a pesar de que uno de sus hijos ya está grandecito y colabora también. Ya soy un muchacho grande. Viví la vida todo lo que se me antojó. Cada vez que me encuentro con esta persona vivimos un sueño juntos. Entonces, todo lo que me pueda aparecer, me parece superfluo. La vida es mágica, cada momento lo es y nos lo perdemos. 
 
–Te saco de lo sentimental. Estás inmerso en la realidad del país, ¿qué opinión te merece?
–Estoy muy preocupado, decepcionado, enojado con todo lo que está pasando a nivel nacional. Lo que fue anunciado como cambio para bien se transformó en cambio para mal. De hecho, volvimos a endeudarnos, se destruyó la industria nacional, se cerraron escuelas… ¿qué quieren, más esclavos? Después se enojan cuando hay gente que no sabe leer ni escribir y sale a robar y a matar. La mejor manera de erradicar cárceles es creando escuelas. La educación es la base de todo. Hace muchos años que, sobre todo en mi provincia, Salta, me vienen invitando a que participe en política. Y he decidido participar en las próximas elecciones. Hay gente que me pide que sea diputado nacional, y otros, provincial, cosa que me gusta mucho más. Debido a las circunstancias creo que llegó mi momento de hacerlo. 
 

 

Serrano este verano trabaja en Carlos Paz.

Serrano este verano trabaja en Carlos Paz.

Junto a un gran elenco.

Junto a un gran elenco.

En 2019 planea dedicarse a la política.

En 2019 planea dedicarse a la política.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig