Nicolás Ochiatto: «Conduzco un programa de deportes extremos ¡y yo soy muy cagón!» – Revista Paparazzi

Nicolás Ochiatto: "Conduzco un programa de deportes extremos ¡y yo soy muy cagón!"

Sin categoría
Sin categoría

Soy un futbolista frustrado”, se lamenta Nico Occhiato (25). Y rápidamente habla de aquellas cosas que no sólo no lo frustraron sino que además lo sorprendieron. Combate, por ejemplo, el programa de tevé que lo lanzó a la popularidad. “Combate me cambió la vida de un día para otro”, recuerda este joven nacido en Villa Luzuriaga, que dejó en stand by la carrera de derecho cuando la oportunidad artística golpeó a su puerta. “Era un reality, entonces no sabía cuánto iba a durar. Trabajaba en legales de una empresa y me dieron licencia sin goce de sueldo por dos años”, comentó. Y al abrirse esa puerta llegó el cambio de vida…

–¿Te hincha un poco pararte a cada rato en la calle cuando te piden fotos o autógrafos?

–No me hincha para nada sacarme fotos; al contrario, me gusta. Me divierten las cosas que me dice la gente en la calle cuando me piden una foto.

–Después de Combate llegaron propuestas muy diferentes y enriquecedoras. ¿Cómo fue la experiencia de Verano Rock and Pop?

–A mí me gusta mucho la radio, venía haciendo radio online, más que nada para foguearme y aprender, y cuando me llega la propuesta de Rock and Pop no lo podía creer. Fue un desafío entrar y ganarme a los oyentes. El año pasado hice Game of rock, en el verano me propusieron hacer Verano Rock and Pop y ahora seguiremos, pero todavía no tenemos definido en qué, pero seguimos.

–Además conducís Fuera de eje, un programa dedicado a los deportes extremos. ¿Hacés habitualmente alguno de esos deportes?

–Fuera de eje es un programa de deportes alternativos/extremos, pero yo soy muy cagón. Y un poco adopté ese personaje para conducir el programa de que todo me da miedo, pero no es un personaje, ¡es verdad! Cuando me llamaron a una entrevista para conducirlo me avisaron que eran deportes extremos y les dije: “Bárbaro”. Cuando firmé le dije al productor: “Mirá, le tengo mucho miedo a todo, pero vamos para adelante”.

–De pronto empezaron a crecer los seguidores en las redes, y cada vez son más y más. ¿Imaginaste que algo así sucedería?

–Las redes son algo muy loco. Nosotros nos mostramos tal como somos, mostramos casi las 24 horas, entonces es imposible componer un personaje. Uno se muestra como es, qué piensa, qué opina y la gente compra o no. El boom mío fue cuando con Flor (Vigna, su novia), el verano pasado, en Carlos Paz, empezamos a producir videos de situaciones cotidianas que se le dan a todas las parejas, y ahí fue que explotó y la gente se sintió identificada. Hoy en día, cuando ves el número no caés. Yo lo asocio mucho con el fútbol, 1 millón 300 mil seguidores son como 25 canchas de Boca llenas... y cuando lo ponés así decís: ¡Qué locura!

–Flor y vos llevan más de tres años de novios, con un impasse en el medio. Dicen que las segundas vueltas nunca son buenas. ¿Eso no se aplica en el caso de ustedes?

–Fue un pequeño impasse de una semana, diez días, pero nos vimos y nos hablamos todos esos días. No lo tomo como una segunda vuelta, sino como un momento en el que acomodamos las cosas para seguir adelante porque nos queremos muchísimo y queremos estar juntos.

–Flor dijo que ustedes no son fogosos. ¿Por qué no lo son?

–No es que no somos fogosos, pasa que somos muy buenos amigos, además de novios, entonces tenemos momentos en que nos divertimos, otros en que somos fogosos…

En una entrevista te manifestaste en contra de la convivencia. ¿Flor qué opina de eso? ¿Está tan convencida como vos o sólo lo acepta?

–No es que estoy en contra de la convivencia. Hace dos meses me mudé a Capital para estar más cerca de los trabajos. Hoy en día pensamos los dos que es mejor así, para evitar problemas de convivencia. Si sabemos que convivir nos va a traer más roces, ¿para qué? Igual, de los siete días de la semana dormimos juntos cinco o seis.

–¿Te reconocés obsesivo con algo?

–¡Sí! Soy obsesivo del laburo y muy cabulero.

–¿Cómo te llevás con las tareas de la casa?

–Soy un desastre para las tareas de la casa. Tengo la heladera casi vacía, hago mucho delivery… ¡Un desastre mal!

 

Nico Ochiatto, un futbolista frustrado

Nico Ochiatto, un futbolista frustrado

Pareja éxito

Pareja éxito

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig