Cómo es la casa con vista al mar que Mirtha Legrand le regaló a Marcela Tinayre y que sus hijos usan todo el verano en Punta – Revista Paparazzi

Cómo es la casa con vista al mar que Mirtha Legrand le regaló a Marcela Tinayre y que sus hijos usan todo el verano en Punta

La propiedad de la diva de la televisión brilla por sus comodidades y salida al mar.
TEVE
TEVE

Un rincón recóndito, en un entorno natural maravilloso. Un espacio que en esa época distaba del glamour de la actualidad y que se vinculaba más con un pueblo de pescadores. Ahí, en José Ignacio posó la mirada Daniel Tinayre, el esposo de Mirtha Legrand.

Una historia fantástica, que implica una premonición y un enamoramiento de esa asombrosa naturaleza. Resulta que en la década del 70, la diva de la televisión vacacionaba en Punta del Este, pero escuchó a su amigo Carlos Perciavalle para conocer un pueblito cercano.

Así que se metieron en la ruta y encallaron en un paraje, que era José Ignacio. Recorrieron esas callecitas y Mirtha percibió el atardecer, así se encandiló con eso, además un pueblerino le explicó que esas tierras se podían comprar y así que al tiempito Tinayre se apersonó y adquirió una parcela gigante, con salida al mar.

Claro que eran otras épocas, los valores distaban de los actuales, ningún famoso moraba por la zona, que en el presente se encuentra atestada de mansiones de celebridades. Legrand pisó primero, junto a su marido la vieron, la sintieron y el tiempo les dio la razón.

Así construyeron Casablanca, un chalet gigantesco, que no se emparenta con las beldades arquitectónicas de las casonas modernas, pero que dispone de todas las comodidades. Pero principalmente el parque en caída que abre un puente directo a la playa la convierte en única.

En esa propiedad, que hoy cuesta más de cuatro millones de dólares, acontecieron miles de eventos, de noches, de celebraciones. Mirtha decidió regalarle el título a su hija Marcela Tinayre, que a su vez siempre la pone a disposición de sus hijos Nacho y Juana Viale.

A ese paraíso viajaron todos los integrantes del clan Legrand, ahí se hallan en este momento, con un grupo muy grande de amigos de Nacho, ajustando detalles para armar un festejo de Año Nuevo grandilocuente. En los últimos días, paparazzis uruguayos captaron varias imágenes de toda la trouppe bailando y disfrutando de las tardes.

Las particularidades del terreno, con una pendiente, convierten a Casablanca en un punto perfecto para apreciar las puestas del sol, incluso muchos consideran que es el mejor lugar de José Ignacio para ver el atardecer. Los turistas entienden esas beldades y eligen ese trozo de playa como un faro de atención.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig