Cuál es el trabajo que hace escondido Ova Sabatini: “Se dedica a la exportación de…” – Revista Paparazzi

Cuál es el trabajo que hace escondido Ova Sabatini

Dieron en la tecla y se terminó el debate del “hermano” vividor por el que tanto le apuntaron al empresario.
TEVE
TEVE

Ova Sabatini comenzó su carrera en la actuación, donde no solo encontró éxito profesional, sino también personal. Fue durante el rodaje de la telenovela "Dejate querer" en 1993 que conoció a Catherine Fulop, quien se convertiría en su esposa y madre de sus hijas, Oriana y Tiziana. Sin embargo, su presente está más lejos que eso.

Ova Sabatini no solo se destacó en la actuación. A principios de los años 90, incursionó en el modelaje y participó en producciones como “La banda del Golden”. En 2001, mostró otra de sus pasiones: el cine. Participó en la película argentina “Nada por perder”, que también coprodujo junto a Quique Aguilar. Su talento y visión no se limitaron a la pantalla grande, ya que también produjo exitosas obras de teatro como “Chicas católicas” y “Extraña pareja 1”.

A pesar de su éxito en el mundo del espectáculo, Ova decidió alejarse de los flashes y cámaras, dándole un giro significativo a su vida profesional. Actualmente, se dedica al comercio exterior, específicamente en la exportación de arándanos, convirtiéndose en un prestigioso empresario en este rubro.

Esta nueva faceta no lo ha apartado del todo del mundo del espectáculo, ya que continúa apoyando a su esposa y a sus hijas en sus respectivos proyectos artísticos. “Nadie lo tiene muy en claro. Y él siempre quiso que así sea. Se ríe un poco cuando lo tratan de vividor y trabaja muy fuerte”, aseguran sus familiares.

Y al parecer el trabajo le permite dar algunos lujos. La prueba la dio Catherine Fulop, quien reveló en una entrevista con Ángel de Brito en Bondi una anécdota familiar que dejó a todos sorprendidos. La actriz contó sobre una cena en Miami con su hija Oriana y su yerno, el futbolista Paulo Dybala, donde se realizó una apuesta: quien ganara, pagaría la cena.

Ellos habían hecho una apuesta, que si uno ganaba invitaba la cena”, relató Catherine, mencionando que en esa zona de Miami los restaurantes suelen tener precios elevados, entre 100 y 200 dólares por persona, sin contar las bebidas. Aunque Paulo prometió pagar, las cosas se salieron de control, y Ova terminó sacando la billetera.

Catherine Fulop narró con detalles cómo la cena se convirtió en un evento memorable. “Cuando entramos al restaurante, Paulo me dice: ‘¿Has probado este champagne?’. Y cuando se sienta, lo pide y me pregunta si lo voy a tomar. ‘Sí, claro’, le digo. Mil y pico de dólares la botellita. Eran cosas caras”, comentó Fulop. En un momento, Paulo quiso pagar, pero Oriana no se lo permitió, insistiendo que su padre se hiciera cargo de la cuenta.

Ova me empezó a mirar, pero después Paulo le pidió la billetera a Ori y ahí empezó a respirar. Sin embargo, Ori le dice: ‘No, paga mi papá’”, recordó Catherine, entre risas. Finalmente, la cena tuvo un costo de “como 2 mil dólares”, dejando a todos sorprendidos por el monto.

Más información en paparazzi.com.ar

 

TEMAS

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig