Denise Dumas: “En las vacaciones hice asado para once chicos… ¡con el balde de agua al lado!” – Revista Paparazzi

Denise Dumas: “En las vacaciones hice asado para once chicos… ¡con el balde de agua al lado!”

¡Ninguno quedó afuera! La conductora vacacionó a solas con su marido, por un lado, y con toda la familia, por el otro. Y se llevó a sus hijos y amigos a disfrutar de unos días de playa.
TEVE
TEVE

Tuve todo tipo de vacaciones”. Si bien queda casi un mes y medio de verano, para Denise Dumas (42) las vacaciones comienzan en diciembre, cuando sus cuatro hijos terminan el ciclo lectivo de primaria y secundaria, según sus respectivas edades. Y porque Martín Campilongo, su marido, suele tener su mes de descanso entre obra y obra de teatro.

Lejos de los años en que la pareja y su clan se instalaban en Mar del Plata o Carlos Paz, hace cinco años que las ofertas laborales le proponen quedarse en Capital Federal durante toda la estación. Lejos de resignarse a transitar los días en las calles porteñas, la conductora de Hay que ver –en las tardes de El 9– planeó varias “escapaditas” que ofician de minivacaciones.

Primero, a fines de 2019, se fueron solos con Campi a Mar de las Pampas, cuando él terminó sus dos años ininterrumpidos de ¿Qué hacemos con Walter?, y se disfrutaron a solas, como pareja, algo que hacía tiempo no concretaban. Mar, arena, intimidad, cenas románticas, compas de tragos y mucha charla, lejos del ir y venir de su numeroso clan. “La pasamos muy bien, nos encanta tener estos momentos a solas, nos hace genial compartir así, más allá de que los dos somos súper familieros”.

Días después llegó el tiempo de viajar en grupo con Isabella (17), Santino (16), Emma (12) y Francesca (7), incluidos la mamá de la exmodelo y sus suegros, con el fin de terminar el año y comenzar el 2020 reunidos, como les gusta estar, lejos de la gran ciudad. Y regresaron para el debut del actor en Los Bonobos, en el Teatro Lola Membrives.

Leña para el carbón. Pero eso no fue todo para la simpática presentadora. Le quedó un ir y volver más, esta vez con ella a cargo de toda “la manada”. Otra vez el destino elegido fue Mar de las Pampas, pero bajo otra premisa: debía ser dedicada a los chicos. Denise se puso al frente de la comitiva y se llevó a sus cuatro hijos más cinco amigos de ellos y se instalaron en una casona. Eso sí, aunque Martín se tuvo que quedar en Baires, Denise fue acompañada por Vicky Pascual, su mejor amiga, que le hizo de apoyo moral en el día.

“La casa estaba llena de chicos, de amigos, por eso mi cara de relajada en la fotos… Éramos once y cocinaba para todos. Hice asado incluso…”, contó sobre los pormenores de la convivencia. Y, entre risas, reconoció: “Me salió bien, sobrevivieron todos, pero todo el tiempo estuve con el balde de agua al lado por si se me descontrolaba el fuego, jeje. Los chicos iban y venían, salían, entraban… Se acercaban hasta el centro solos, algunas veces se fueron a Pinamar a visitar a otros amigos y después volvían. La verdad que la pasamos genial, pero la casa era un quilombo. Había rincones en los que prefería no entrar”.

“La fábrica está totalmente cerrada, no habrá más hijos. Estamos empezando a proyectar con los chicos más grandes, Fran está pasando a segundo grado. Y la paciencia mía ya está en el límite, te digo… Es hasta acá. Lo re disfruto, es lo que más me gusta en el mundo pero ya está, cuatro es un montonazo. Y así como estamos, estamos muy bien”, sentenció, carismática, al terminar la seguidilla de descansos hasta para decir que no.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig