Donato De Santis y el drama que sufre la industria gastronómica por la pandemia: “Con facturación cero se nos viene la noche” – Revista Paparazzi

Donato De Santis y el drama que sufre la industria gastronómica por la pandemia: “Con facturación cero se nos viene la noche”

Agobiado por la situación, el famosísimo chef italiano contó que debió armar de apuro “un delivery medio rocambolesco” para juntar por lo menos unos pesos.
TEVE
TEVE

Donato De Santis sabe de lo que habla. Es uno de los chefs más reconocidos de la Argentina y del mundo, y la suya es una voz autorizada para referirse a la situación de la actividad gastronómica, severamente aquejada por el coronavirus. “Participo en un montón de chats con colegas, y no exagero si digo que un 30 por ciento puede cerrar”, anticipó.

DONATO DE SANTIS PUSO MANOS A LA OBRA PARA ENFRENTAR LA CRISIS.

“En el mundo de los restaurantes, el alquiler es un socio implacable. El peor de los gastos fijos. El 20 o 25 por ciento de lo que te entra tiene ese destino. Por ejemplo, de un café que vos cobrás a 100 pesos, 20 o 25 son para pagar el alquiler. Entonces, ahora que no estamos vendiendo nada, los que nos cobran el alquiler tienen que comprender que no es momento de ganar, sino de perder todos un poco menos” rogó el cocinero.

En un descarnado contacto con el noticiero de la tarde de América, Donato remarcó que “con facturación cero como la que tienen muchos, se nos viene la noche. Y no sólo para pagarle a ese socio que tenés en la nunca que es el alquiler, sino a los proveedores y a los empleados. En gastronomía la plata la tenés que hacer, y si no abrimos no hay posibilidad de juntar el dinero que se necesita”.

"Armé un delivery, pero lo que entra no es ni el 10 por ciento de lo que necesito para cubrir los gastos"

Donato pudo cubrir todos los gastos de su restaurante del mes de abril, pero no sabe qué sucederá en el futuro. “Como tengo mucho contacto con Italia y vimos venir las medidas, armamos un delivery medio rocambolesco para tener algún ingreso, pero no es ni el diez por ciento de lo que se necesita. Y en base a lo poquísimo que que puedo vender estoy negociando cómo pagar”.

DESDE QUE HAY CUARENTENA, A LOS RESTAURANTES LES VA "COMO LA MONA".

Sin embargo, se mostró “optimista, porque creo que podemos surfear esta ola. Pero claro, todos tenemos que perder. Todos. No puede ser que el que me cobra alquiler pretenda que le pague todo si no tengo recaudación. Si perdemos, perdemos todos. No que muchos perdamos y uno gane. Eso sería injusto”.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig