¡Dramático! Horacio Cabak fue internado por un accidente doméstico: «Estuve ciego dos horas» – Revista Paparazzi

¡Dramático! Horacio Cabak fue internado por un accidente doméstico: "Estuve ciego dos horas"

"Mis ojos eran un fuego por dentro y explotaban por fuera" dijo el conductor. ¿Qué pasó? Una crema le hizo una reacción alérgica.
TEVE
TEVE

Horacio Cabak es uno de los grandes protagonistas de la cuarentena. Su continuidad al frente de La Jaula de la moda, su desembarco en la mesa de Polémica en el bar y su sorpresiva consagración como "twitstar" lo volvieron uno de los máximos ganadores del período de aislamiento. Pero entre tantas buenas, una mala le tenía que pasar: tras protagonizar un curioso accidente doméstico, estuvo internado 10 horas, 2 de las cuales las pasó sin ver nada. Simple y llanamente dramático.

"Estuve ciego dos horas" le contestó Cabak a Mariano Iúdica, el conductor de Polémica en el Bar, cuando quiso saber el motivo de los anteojos oscuros que llevaba puestos en pleno programa. La respuesta de Cabak sorprendió a todos. A sus compañeros y también al público.

Al principio le jugaron alguna que otra broma ("con esa facha todo te queda bien", le dijeron), pero cuando empezó a contar lo que pasó todos se pusieron serios. "Anoche, después de bañarme, me puse una crema en la cara. Se ve que esa crema me rozó los ojos, y al rato me hizo una reacción alérgica" contó Cabak.

"En un momento yo estaba ahí y viene mi mujer y me dice "vos fuiste a cama solar hoy". Se lo negué y me respondió "pero entonces por qué tenes los ojos así de rojos". Y es verdad, los tenía muy colorados. Ella se fue a dormir y yo me quedé mirando algunas cosas" recordó el ex modelo.

"A eso de las dos de la mañana los ojos estaban completamente hinchados y por dentro picaban. Eran un fuego por dentro y explotaban por fuera. La desperté a mi mujer y le dije "dame un corticoide". Ella me miró y gritó "¡Vos estás en pedo. Ya te llevo al Austral!" agregó el hombre que tiene la llave de la jaula.

"Ahí no veía nada. Fue una sensación tremenda. Fueron dos horas y no me quiero imaginar lo que debe ser para los que viven así. Esto me sirvió para comprobar que si tenés una urgencia hay que ir a los hospitales, porque el protocolo para covid y no covid está muy bien diseñado" relató Cabak.

"Enseguida -contó sin perder el buen humor- me pusieron un suero y me pasaron un corticoide. Recién a las dos horas pude separar un poco las pestañas. Llegué a las 2 de la mañana y recién al mediodía me pude ir. Antes de irme vino el oftalmólogo, me puso contra la pared y me tiraba con un chorro de agua".

En un momento, Cabak se levantó los lentes. Se lo veía recuperado. "Están mucho mejor, pero todavía tengo una irritación y una sensación rara" concluyó, ya recuperado.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig