El cambio de alimentación que llevó adelante Fede Bal tras ser diagnosticado con cáncer – Revista Paparazzi

El cambio de alimentación que llevó adelante Fede Bal tras ser diagnosticado con cáncer

En su cuenta de Instagram, el hijo de Carmen Barbieri contó cuáles fueron las modificaciones que realizó y cuales fueron los resultados. ¡Muy bien por él!
TEVE
TEVE

Hace ya casi dos semanas que Fede Bal contó desde su cuenta de Instagram que tiene cáncer. El hijo de Carmen Barbieri tuvo que interrumpir su temporada de teatro en Mar del Plata cuando se le diagnosticaron. Inmediatamente él regresó a Buenos Aires y  contó en los medios lo que le pasaba con un doloroso video que aquí se podrá ver.

Con su mamá (Carmen Barbieri) y su novia (Sofía Aldrey) como principal apoyo, Fede decidió salir a pelearle con todo al cáncer y realizó algunos cambios en su vida. Sobre todo de hábitos. Y muchos de ellos tienen que ser con la alimentación.

“Nuestro país resiste, y nuestro presidente nos pide sabiamente que nos quedemos en cuarentena, así que aquí estoy, como todos ustedes en mi casa y con cuidados extremos por mi condición de riesgo”, contó desde la casa que fuera de Luis Alberto Spinetta, en la zona de Ingeniero Maswichtz, en la zona nort del Gran Buenos Aires.

“Por primera vez empiezo a sentir que estamos haciendo las cosas bien como país, y estamos aprendiendo de los errores de los demás países donde el virus creció. Así que respeta esta cuarentena, no es chiste”, agregó.

FEDE BAL RELATÓ: "SENTI QUE VIVI 30 AÑOS HACIENDO LAS COSAS MAL. DEJE DE COMER CARNE ROJA, BLANCA, PESCADO. Y EL AZUCAR EN TODAS SUS FORMAS".

Allí mismo contó lo que nos atañe en este momento: “Por empezar cambie rotundamente mi alimentación. Logre entender que es tan importante lo que consumimos, lo que metemos en nuestro organismo, que sentí que viví 30 años haciendo las cosas mal. Deje de comer carne roja, blanca, pescado. Deje el azúcar en todas sus formas (gaseosa, chocolates, etc)”.

Y cerró Fede Bal sobre sus cambios para combatir el cáncer: “Por supuesto el alcohol, y todo tipo de verduras y frutas que no sean orgánicas. Deje de comer todo tipo de alimentos procesados y con agrotoxicos. Deje la leche y los lácteos. Fui a hacer reiki y meditar para cuidar mis “energías”. Es un camino hermoso donde encontré mucha paz. Si no lo probaste es genial, ayuda de verdad”.

EN BUSCA DE LA PAZ

Además, Fede, que esta semana debería comenzar su tratamiento de quimioterapia, contó que está leyendo un libro que le ayuda mucho para pasar el momento: Muchas vidas, muchos maestros, del psiquiatra Brian Weiss, “quien a través de la ciencia y la metafísica ahonda en las vidas pasadas de una paciente, reflexiona sobre la vida y la muerte, los temores y las angustias. Además de abrir caminos hacia el conocimiento personal y espiritual”, se describe en internet.

"Esta enfermedad me hizo abrir puertas a lo desconocido... Yo fui recibiendo todo tipo de consejos religiosos (soy ateo), terapias alternativas (creo en la medicina y en la ciencia) que me hicieron dudar, pensar y hasta replantearme mi forma de ver la vida", terminó Bal desde su cuenta de Instagram.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig