Graciela Alfano recordó un difícil momento de su infancia: «Mi mamá me dejaba sola y no me daba de comer» – Revista Paparazzi

Graciela Alfano recordó un difícil momento de su infancia: "Mi mamá me dejaba sola y no me daba de comer"

"Me mantenía con una lata de leche condensada", dijo la actriz con gran tristeza.
TEVE
TEVE

Graciela Alfano reveló un triste recuerdo de su infancia en Intrusos del Espectáculo, que emergió por la dificultad de conseguir comida en la cuarentena. Fundamentalmente porque los deliverys están sobrepasados en este contexto de aislamiento social.

Fue en ese momento en que la artista trajo a colación una época de su vida en que no la pasó bien porque su mamá muchas veces se olvidaba de alimentarla: "No sé si la entendí o la perdoné, lo que sí sé es que esas grietas están dentro mío".

Mientras hablaba por videollamada con Intrusos (América), Graciela relató que realizó un pedido por delivery y, como estaban superados por la situación de la cuarentena, tuvo miedo de quedarse sin comer. "Me empezó a dar como un panic attack (ataque de pánico) y sentí una cosa muy rara", admitió.

"No es que me estoy muriendo de hambre porque psicológicamente sabía que en algún momento iba a conseguir comida, pero en estos momentos después de tanto tiempo de estar aislados hace que en uno broten cosas porque miedos y grietas tenemos todos adentro", señaló la actriz.

“Yo conté ya que en mi infancia, de los 4 a los 7 años, fui abusada. Pero hay algo que no conté y es que es que de chiquita fui una nena abandonada porque mi padre viajaba y yo lo veía una vez al año. Mi madre estaba conmigo pero era una persona especial, se olvidaba de mí y había días enteros que yo no comía", agregó.

Y detalló: "Ella a veces pasaba la noche en otro lado y yo recuerdo días enteros que me mantenía con una lata de leche condensada. Una noche, yo tenía 4 años y me quede afuera y mi mamá no estaba y toqué la puerta de una vecina y cuando mi madre vuelve me retó y me pegó porque no había que mostrar todo eso que pasaba en mi casa. Era un tremendo el abandono".

"A los 5 años desarrollé una técnica de agarrar los huevos crudos, porque no podía cocinarlos claro, y les hacía un agujerito de un lado y del otro y los chupaba por ahí. Crecí esos años en base a leche condensada y a huevos de esa manera. Eso es lo que a mí me pasó y por más que tengo mucha terapia encima estas cosas quedan dentro mío", dijo consternada, generando una gran conmoción en el estudio también.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig