Hernán Drago contó su riesgosa experiencia con un tigre feroz en Guatemala: "Pegó un rugido y yo me…" – Revista Paparazzi

Hernán Drago contó su riesgosa experiencia con un tigre feroz en Guatemala: "Pegó un rugido y yo me..."

Fue cuando iba a hacer un trabajo como modelo, pensaba que el animal salvaje se iba a comportar como "una seda" pero reaccionó y la situación se complicó.
TEVE
TEVE

Hernán Drago contó los detalles de una tensa situación que vivió con un tigre en Guatemala. Fue cuando iba a hacer un trabajo como modelo, pensaba que el animal salvaje se iba a comportar como "una seda" pero reaccionó y la situación se complicó.

"Recién había cumplido 25 años, que era la edad en la que se podía hacer comerciales de cigarrillos. Me llevaron a Guatemala...", comenzó a recordar Hernán, invitado a Poco Correctos, el programa del Pollo Alvarez y el Chino Leunis en las tardes de El 13.

"Y en ese entonces en los comerciales el fumador era el héroe, el que salvaba a la humanidad... Yo andaba por la selva, con un fotógrafo dando vueltas y me encuentro con un tigre”, detalló el ex model, sobre la experiencia que vivió dos décadas atrás, cuando trabajaba a full como mannequen publicitario.

"Era un tigre de verdad, pero era un tigre de circo, jubilado, que nunca había estado en la selva. Igualmente, uno se imagina que es un gato grande, pero eso es solo la cabeza. Era tan pasivo el tigre que no servía para la foto porque el fotógrafo profesional me retrata a mí como héroe en una situación fotografiando a un tigre en su estado natural y el tigre estaba tan jubilado que se dormía", contó, entre risas, Drago.

COMO TERMINO LA ANECDOTA DE HERNAN DRAGO CON EL TIGRE

“Entonces venía el domador y lo zamarreaba. A la cuarta o quinta de cambio, el tigre se levantó... Estaba atado con una cadena por seguridad, que no se veía en la perspectiva de la foto. Pero cuando se levantó, después de tanto zamarreo, se sacudió, pegó un rugido y la cadena se cayó", rememoró Hernán sobre lo qué pasó cuando el tigre, que aparentaba ser "tranquilito", reaccionó.

En ese momento, Drago estaba frente a frente con el animal salvaje con la convicción de que nada malo podía pasarle pero... "Saltó el domador, que le decían el oso porque era enorme, y empezó a gritar, lo abrazó y lo domó. Y dijo ‘dos fotos más y nos vamos’", cerró.

Más información en paparazzi.com.ar

 

TEMAS

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig