Kate Rodríguez confesó: «Tuve miedos, ataques de pánico y depresión» – Revista Paparazzi

Kate Rodríguez confesó: "Tuve miedos, ataques de pánico y depresión"

En una conversación a fondo, la bailarina habló sobre su llegada a la Argentina, los problemas que tuvo que padecer en su país natal y cómo afectaron a su psiquis.
TEVE
TEVE

Ya pasaron 10 años desde que Kate Rodríguez (32) llegó a la Argentina en busca de un futuro mejor al que le esperaba en Panamá, su país de origen. En una reciente entrevista, la actriz y bailarina reveló detalles de su dura infancia y admitió que esas vivencias tuvieron efectos negativos en su estado anímico.

Hija de un padre pastor y una madre devota, Kate tuvo un gran conflicto familiar cuando decidió alejarse de la iglesia. "Estaba por cumplir 17 y tuve una epifanía: dije que no iba a ir más a la iglesia. Mis padres enloquecieron y me desheredaron, me dijeron que me tenía que ir de casa", contó en diálogo con Teleshow.

KATE: "TUVE MIEDOS, ATAQUES DE PÁNICO Y DEPRESIÓN, HOY YA ME SÉ DAR CUENTA DONDE NO ME SIENTO BIEN Y SI HABLO CON ALGUIEN DE MI FAMILIA QUE ME GENERA ESO, LO CORTO".

Luego, agregó: "Estuve dos días deambulando, o tres, no me acuerdo porque entré en un hueco negro. Mi abuela materna me había estado buscando y cuando me encontró me pidió que fuera a vivir a su casa. Yo quería quedarme en la calle y ella me pidió por favor que no. Estuve cinco años viviendo en su casa, me ayudó a terminar la escuela".

A los 22 años, Kate llegó a la Argentina en busca de un mejor futuro. "Me acuerdo que por cincuenta pesos al mes daba dos clases semanales y a la noche trabajaba como bailarina en boliches. Mientras, vivía en una pensión cerca de Ideas del Sur", recordó.

KATE SE HIZO FAMOSA CUANDO INGRESÓ AL BAILANDO.

Tiempo después, ya instalada en el país, la artista viajó a Panamá y al ver que su hermano menor estaba un poco perdido y juntándose con gente pesada decidió traerlo con ella.

"Me lo traje a vivir conmigo, lo había dejado de ver cuando él tenía doce, pero lo vi repitiendo ese círculo vicioso con la misma gente, no hizo nada con su vida, mis papás están separados así que no le pusieron límites, todo lo contrario a lo que hicieron con mi hermana y conmigo. Me lo traje obligado y no le di mucha opción. Tuve un flash y dije 'si este chico sigue acá en esta línea, no le va a ir bien'", contó.

El vínculo con sus padres, sin embargo, nunca reestablecerlo, ya que, ellos no están de acuerdo con la profesión que eligió. Esa dura historia familiar tuvo consecuencias en su salud mental.

"Tuve miedos, ataques de pánico y depresión, hoy ya me sé dar cuenta donde no me siento bien y si hablo con alguien de mi familia que me genera eso, lo corto. Soy miedosa, pero eso es lo que me impulsa, hoy lo tomo como herramienta y eso me hace accionar”, finalizó la bailarina.

KATE PERSONIFICÓ A UNA SICARIA EN LA SERIE "EL MARGINAL 3".

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig