La violencia de género, un flagelo contra el que todos debemos involucrarnos y luchar – Revista Paparazzi

La violencia de género, un flagelo contra el que todos debemos involucrarnos y luchar

En lo que va del año se cometieron 54 femicidios, uno cada 22 horas. La necesidad de comprometerse y de decir basta.
TEVE
TEVE

El último viernes, en plena emisión de Intrusos, una noticia conmovió al mundo del espectáculo: la modelo Julieta Prandi volvió a denunciar a su ex marido por violencia familiar. Sucedió horas antes de que una dolorosa información sacudiera al país entero. El ex de Ivana Módica, quien era buscada en Córdoba desde hacía más de una semana, confesó que la había asesinado y el lugar donde enterró su cuerpo. Pasó sobre el final de una semana que comenzó con otra tragedia desesperante, el crimen de Ursula Bahillo a manos de su ex novio, que provocó una revuelta popular en Rojas y le revolvió las tripas a la gente. La violencia de género afecta a toda la sociedad, de norte a sur del país, y en su sangriento trayecto golpea, por supuesto, también a la farándula. 

Los números y los datos son espeluznantes. Aterradores. En lo que va de 2021, tan sólo desde el primero de enero hasta el 21 de febrero, se cometieron 54 femicidios, lo que da un promedio de 1 cada 22 horas, una cifra sensiblemente superior al de por sí preocupante “1 cada 30 horas” que venían registrando las entidades que supervisan estas cuestiones. Como consecuencia de esos crímenes, 36 menores ahora son huérfanos.

LOS NUMEROS DE ESTE AÑO, BRINDADOS POR EL OBSERVATORIO LUCIA PEREZ, HIELAN LA SANGRE. ¿HASTA CUANDO?

Frente a semejante atropello y a tan enorme amenaza, las mujeres no se han quedado quietas. Al contrario: su voz reclamando “paren de matarnos” y “basta de femicidios” ganó las calles del país y retumba en los oídos de los hombres, de las autoridades políticas y policiales y también de aquellos que integran los distintos estamentos de la justicia. Y aunque algunos todavía miran para otro lado, la presión sobre sus espaldas es cada vez más grande.

2021 registra un alarmante y doloroso incremento en la cantidad de femicidos: en lo que va del año se registraron 54 muertes a causa de violencia patricarcal, una cada 22 horas.

El año pasado, una frase se escuchó tanto como los números que indicaban la cantidad de contagiados de covid una vez que explotó el maldito coronavirus. “La violencia de género, la otra pandemia que no debemos perder de vista” se dijo hasta el hartazgo. La repetición de la frase pudo servir para concientizar acerca de un tema tan sensible, pero evidentemente fue insuficiente para corregirlo o incluso para morigerarlo.

"SI ME MATAN YA SABES QUIEN FUE". URSULA BAHILLO INTENTO POR TODOS LOS MEDIOS ESCAPAR DE SU EX. LO DENUNCIO 17 VECES. LA ASESINO IGUAL.

A lo largo de 2020 se cometieron 302 femicidios y 94 travesticidios, dejando la escalofriante cifra de 343 menores de edad huérfanos a causa de la violencia patriarcal. Los datos corresponden al Observatorio Lucía Pérez, una entidad que lucha contra la violencia patriarcal y que en su nombre homenajea y reivindica la figura de la joven de 16 años asesinada en Mar del Plata, cuyo crimen generó el primer paro nacional de mujeres y el fallo que dejo impune a los femicidas provocó el segundo. Esa lucha de la sociedad logró que se anule el veredicto y se ordene un nuevo juicio, aún sin fecha de realización.

La semana pasada, dos femicidios sacudieron a todo el país. El de Ursula Bahillo en Rojas y el de Ivana Módica en Córdoba, ambas asesinadas por sus ex parejas. El reclamo de justicia y de "paren de matarnos" atronó en toda la Argentina. Es hora de involucrarse.

Los reclamos, que se escuchan en todo el mundo, donde la violencia de género también es un tema de interés primario, se multiplicaron en la Argentina. Según un mapa generado por el mismo observatorio, las zonas con mayor problemática son tanto el norte del país como la Patagonia. Santiago del Estero lidera el ranking de provincias con mayor tasa de femicidios, con 11 cada 100.000 habitantes. Jujuy cuenta 10, Salta y Catamarca 9, y Tucumán 7. Al otro lado de la geografía nacional, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz alcanzan los 8 femicidios cada 100.000 personas, cifra similar a la que registran Chaco, Corrientes y Misiones, en el Litoral. El menor índice se da en San Juan, con 4 cada 100.000. Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Tierra del Fuego alcanzan los 7 cada 100.000, Mendoza, San Luis, la provincia de Buenos Aires y Formosa 6, mientras que La Rioja llega a 5. Ningún distrito está al margen de este flagelo.   

LAS MUJERES PIDEN DESESPERADAMENTE VIVIR TRANQUILAS, NI MAS NI MENOS COMO CORRESPONDE.

Algunas palabras son extremadamente crudas, pero vale la pena repasarlas para tomar conciencia de la magnitud de la situación por la que atraviesan muchísimas mujeres: se trata de delitos que todavía provocan cierta resistencia a denunciarlos, ya sea por pudor o por temor a peores represalias. Los números que se manejan son las cifras que están a mano, pero lejos están de ser los reales. En las muertes que se registraron este año hay mujeres que fueron quemadas, apuñaladas, baleadas, ahorcadas, asesinadas a golpes, arrolladas, degolladas y ahogadas. El horror es inmenso.

Dolor interminable: el año pasado, según los datos del Observatorio Lucía Pérez, 343 menores quedaron huérfanos a causa de la violencia patriarcal.

Cuando caminan por la calle, tomadas de la mano o en soledad, cuando se expresan en las redes sociales, cuando hablan en un café, entre ellas o con amigos, cuando predican, cuando dicen, cuando gritan, las mujeres piden "ni una menos", "vivas no queremos", "paren de matarnos" y "se va a caer". Se van a caer el patriarcado, el machismo, la violencia, su muerte. Tienen razón.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig