Los secretos de Nicolás Occhiato, el soltero más codiciado de la actualidad – Revista Paparazzi

Los secretos de Nicolás Occhiato, el soltero más codiciado de la actualidad

Dio sus primeros pasos en los medios en Combate, fue novio de Flor Vigna y hoy se lo vinculó con Pampita. Te invitamos a conocer más del muchacho del momento.
TEVE
TEVE

El Bailando por un sueño es mucho más que un simple reality. Es, además de un verdadero fenómeno cultural que año tras año viene conservando el nivel de audiencia de manera uniforme, un salto de calidad para todos los que pisan su pista. La famosa “varita” de Marcelo Tinelli es capaz de cambiarle la vida a los participantes, abriéndole puertas que, de no haber pasado por el espacio más polémico y atractivo de Showmatch, tal vez únicamente hubieran visto de lejos.

Es realmente muy extensa la lista de ejemplos que documentan esta presunción, pues en un gran porcentaje la televisión argentina está compuesta por artistas que dieron su primer paso significativo en la pantalla chica de la mano del Cabezón. Hoy el “elegido” del conductor nacido en Bolívar aparenta ser Nicolás Occhiato (26) y Paparazzi te cuenta sus secretos: el joven que en alguna oportunidad trabajó como camionero y que hoy tiene el gran privilegio de formar parte de una de las competencias más mediatizadas del continente.

EL AMOR DEL PASADO

Con millones de televidentes siguiendo cada uno de sus movimientos, el ex novio de Flor Vigna tiene perfectamente claras las cosas: sabe que la permanencia en el programa podría marcar para siempre su futuro profesional. Por ende, tuvo que amoldarse al contexto y empezar a poner en práctica usos y costumbres poco habituales en él, como por ejemplo aceptar las críticas, pilotear momentos de incomodidad y por supuesto prepararse lo mejor posible para prolongar su vida útil en el certamen.

Es consciente, para decirlo en otras palabras, que está frente a una oportunidad que no se presenta con frecuencia y que, por sobre todas las cosas, lo encuentra en un momento óptimo en el plano personal. ¿Por qué decimos esto? Es muy simple: desde que dejó de repartir pan, en primera instancia, y más tarde arena, cemento y ladrillos como chofer de un camión de corralón, Nicolás no paró de crecer. Claro, se hizo muy de abajo.

“Yo vengo de la calle. No de una escuela de danza. Jamás viví en un cápsula”, confesó el influencer, dando a entender que interpreta mejor que nadie el altísimo valor que tiene una chance como la que se le está presentando actualmente al lado de Tinelli. Jugador de fútbol en inferiores de Racing, Nicolás no gozó del acompañamiento de sus padres, quienes preferían, fieles a la vieja usanza, que les diera prioridad a los estudios.

VIGNA FUE SU GRAN AMOR.

EN CASA...

Nacido en Villa Luzuriaga, el conductor finalmente aceptó privilegiar el deseo de sus padres y terminó, aunque a los tumbos, la secundaria. El fútbol ya era parte del pasado, y una vez adolescente, ya instalado en la localidad de San Justo –ciudad en la que aún vive su familia–, Occhiato sintió que los libros no eran lo suyo y consideró necesario hablarlo en casa.

Allí la respuesta fue contundente: “O estudiás o trabajás, vagos no queremos”, le aclararon sus padres cuando fue con semejante planteo. Ahí fue cuando no le quedó otra que agarrar el volante para ganarse el mango. Las horas que pasó arriba del camión también le sirvieron como terapia, para reflexionar y evaluar si realmente era lo más conveniente planificar el futuro desarrollando una tarea que no es para cualquiera, por el esfuerzo físico y mental que implica.

LAS CHICAS HOY MUEREN POR EL.

VOLVER A EMPEZAR...

Una vez efectuados esos replanteos, la opción de anotarse en la facultad se mostró apetecible, y Nico, que había reconocido no estar con ganas de leer más que los comentarios deportivos, se inscribió en derecho. Y casi en forma paralela, le dieron empleo en un estudio jurídico, logrando construir un equilibrio entre teoría y práctica.

Cuando parecía que la señalización del camino lo llevaba a ponerse un traje y desempeñarse en tribunales, el anuncio de casting para Combate, programa juvenil que recién nacía en Canal 9, le cambió el enfoque. Se presentó “porque quería conocer a Tito Speranza”, quedó seleccionado, conoció a Flor Vigna y desembarcó en Showmatch. Casi en un abrir y cerrar de ojos, dejó el camión para lucirse en la pista más famosa, donde, gracias a su soltería, pasó a ser uno de los más codiciados por las mujeres. ¿Será cierto que Pampita se está enamorando de él? La jurado lo niega sin demasiado convencimiento, pero el Bailando y principalmente Marcelo Tinelli, todo lo pueden.

NICO LA ROMPE CON FLORENCIA JAZMIN.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig