Marcela Kloosterboer: “Esta maternidad la estoy disfrutando mucho más que la primera” – Revista Paparazzi

Marcela Kloosterboer: “Esta maternidad la estoy disfrutando mucho más que la primera”

La actriz organizó su estadía en casa con sus dos hijos chiquitos y su marido, respetando una rutina de horarios y actividades. Los peques disfrutan del parque y los papis hacen jueguitos con una pelota. 
TEVE
TEVE

“En lo personal, siempre fui muy segura y plantada”. La definición es clara, simple y sencilla y pertenece a Marcela Kloosterboer (36). Y en los últimos días lo demostró con una decisión laboral concreta. Las protagonistas de Separadas, la ficción hasta hace poco de las noches de El Trece, se pusieron al frente de una decisión difícil pero que consideraban necesaria.

Tres días antes de que se conociera la medida gubernamental de cuarentena obligatoria, la actriz y el resto de las protagonistas de la tira se “plantaron” y detuvieron las grabaciones de la novela. El fin era claro, el de preservar su integridad física –evitar la propogación del coronavirus– y la de sus colegas y técnicos de los estudios en Don Torcuato.

Desde entonces, la rubia no regresó a las grabaciones al igual que el resto del equipo de trabajo, lo que implicó que a falta de capítulos de reserva la historia entrara en un impasse al aire, en principio hasta que en abril se puedan retomar las horas de grabación y Marcela vuelva entonces a ponerse en la piel de Luján Alcorta, abogada especialista en divorcios que patrocina sólo a mujeres.

Un lugar en el mundo...

Marcela pasa sus días de aislamiento de la mejor forma que va encontrando. Desde el momento procuró organizar los tiempos para capitalizar la estadía en casa, unida a Fernando Sielig, su esposo desde el año 2014, y sus dos hijos, Juana de casi cuatro años y Otto, su bebé, que está cerca de cumplir su primer año de vida.

Con tres años de diferencia de edad entre los peques, Kloosterboer se está repartiendo entre uno y otro para que la convivencia sea lo más amena posible. “Esta maternidad la estoy disfrutando mucho más que la primera porque hay menos miedos, presiones y autoexigencias. Estoy más relajada y puedo vivirla de otra manera. Y exigirle menos a mi rol porque está la otra a los gritos”, contó con la sonrisa a flor de piel.

Hasta hace pocos días, el bebé compartía muchas horas con la tía y la prima de Marce, mientras ella grababa. Hoy la realidad es otra y no solo Juana sino el nene de pocos meses comparte todo el día con su mami. “Las mujeres somos pulpos, podemos un montón de cosas: criar hijos, trabajar, estar en mil cosas”, aseguró tiempo atrás, reflexionando sobre la importancia de ser mujer. 

Puertas adentro

Marce vive en las afueras de Capital Federal, en un conocido country. Su casa, aparte de tener amplias dimensiones, accede a un parque propio, rodeado de árboles y con el pasto prolijamente cuidado. También en las instalaciones de su propiedad y la de su esposo tienen una pileta y juegos. Y en estas horas de mantenerse adentro, la mamá y los suyos están usando todas y cada una de las instalaciones con el fin de entretenerse y, claro, también, mantenerse en movimiento.

"Es clave poder organizarse y tener tiempos propios, también. O dormir con ellos, nada más lindo en el mundo", dice Marcela Kloosterboer.

Los más chiquitos se suelen divertir en los juegos, un tobogán y una cocinita donde pasan largos ratos creando situaciones lúdicas. Y los más grandes, papá y mamá, al no poder darse chapuzones en la pileta debido a las temperaturas casi otoñales, hacen jueguitos con una pelota y compiten a ver quién logra demostrar más cualidades con “la redonda”.

La mami también sigue con su rutina de sanitizar los vegetales y las frutas, algo que respeta hace años a consecuencia de que son los alimentos que ella consume por ser vegetariana. Y que comparte con su familia, más allá de que ellos les agreguen otras materias primas a sus almuerzos y cenas.

Y cuando tiene un tiempo para ella sola, charla vía telefónica con su familia y sus amigas, entre ellas su compa de Separadas, Agustina Cherri, revisa y reordena fotos viejas que, incluso, comparte con sus seguidores en las redes. Pero sin lugar a duda, una de las cosas que más está disfrutando Kloosterboer es el momento de la siesta. No sólo porque le permite recuperar un poco de energía ya que los nenes se despiertan muy temprano, sino también porque es el momento del día en el que comparte sueño con el bebé de la familia. 

Con voz propia...

Sincera, ella misma contó cómo está llevando adelante sus horas junto a su baluarte más importante: la familia. “Está bueno para nosotras mantener rutinas en estos días de quedarnos en casa. Que los chicos tengan sus horarios para comer, bañarse, dormir, ver la tele…", explica.

"Es clave poder organizarse y tener tiempos propios, también. O dormir con ellos, nada más lindo en el mundo. Hay muchas propuestas también en redes para hacer con los niños: clases de yoga, lectura de cuentos, juegos…”, propuso, sin compromiso, para estos días que transitamos y los que vienen por delante. 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig