Mica Viciconte se sometió a un doloroso tratamiento para entrar al Cantando: “Lloré y grité en el consultorio” – Revista Paparazzi

Mica Viciconte se sometió a un doloroso tratamiento para entrar al Cantando: “Lloré y grité en el consultorio”

La modelo contó el mal momento que tuvo que atravesar para estar más cómoda en el certamen
TEVE
TEVE

El Cantando 2020 va adquiriendo picante y sabor gala tras gala. Las nuevas incorporaciones ya se hicieron públicas, y Mica Viciconte será una de las figuras que se acerque a la pista más popular del país. Sin embargo, la panelista tuvo que vivir una experiencia dolorosa para poder ser parte del certamen. 

Según reveló la pareja de Fabián Cubero en un vivo de Instagram con el influencer Lizardo Ponce, cuatro días antes de recibir el llamado de la producción, tanto ella como su novio decidieron colocarse aparatos fijos para mejorar su dentadura. 

LA MODELO REVELÓ EL CALVARIO QUE VIVIÓ PARA ESTAR MÁS CÓMODA PARA EL CERTAMEN

Pero, por recomendación de los profesionales, ambos eligieron los brackets invisibles de zafiro, que a pesar de corregir las malformaciones en la boca, al ser más estéticos, son de un costo mucho más elevado que los de metal.

Molesta por tener que concursar con una incomodidad en su boca, Mica Viciconte reveló cómo fue el momento en que recibió la propuesta laboral: “Cuando me dicen ‘che, Mica te quieren para el Cantando’ les digo: ‘¿Me están jodiendo, no? ¿Por qué no me avisaron cuatro días antes?’ Me había puesto todos los brackets divino de zafiro. Entonces llamo a la dentista y le digo ‘voy a probar cantar a ver qué onda cantar con aparatos y si veo que se me complica mucho, me los voy a tener que sacar’”.

“Empiezo a cantar y ya de por sí hablo mal. Imaginate cantando la canción que la tenés que decir bien. Empiezo y sentía como que escupía porque me queda todo en los aparatos” continuó explicando la modelo. 

MICA VICICONTE SE SOMETIÓ A UN DOLOROSO TRATAMIENTO PARA SER PARTE DEL CANTANDO

A pesar de haber sufrido la colocación y de querer mejorar su dentura, la panelista tomó una drástica decisión: “Tenía brackets también por adentro y se me patinaba un poco, la boca llena de ampollas, todo lastimado. Entonces llamé al dentista y le dije: ’discúlpame, me los tengo que sacar’”.

Pero revertir el tratamiento no fue nada sencillo, y fue la misma protagonista quien contó el calvario que vivió en el consultorio: “Ya no los tengo, me los saqué y casi me muero del dolor. Porque es tipo tenaza, tac, tac, tac. De verdad es como que te lo atan a una puerta y ¡tra! No me los pongo más, lloré, no sabés lo que fue. Gritando y en el consultorio la gente pensando qué le pasa a esta chica y yo aaaaay, aaaaay. No, nunca más. Me voy a poner los transparentes comunes que usaba antes y ya está”.

Sin embargo, el sufrimiento que atravesó no causó el efecto que Mica Viciconte esperaba: “Ensayé sin brackets y es lo mismo. No cambió nada. Le echaba la culpa a los aparatos por la canción y no. Estoy igual pero no le tengo miedo a nada. ¡Ni al jurado!”.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig