Migue Granados confesó una extraña situación con su padre: «Es muy psico…» – Revista Paparazzi

Migue Granados confesó una extraña situación con su padre: "Es muy psico..."

El humorista contó una anécdota muy excéntrica de Pablo, que tiene ribetes muy delirantes.
TEVE
TEVE

Un gran porcentaje de la población desearía un padre gracioso, compinche, talentoso y con muchísima musicalidad. Además que su trabajo alegre a miles y regale sonrisas a granel. Un enorme número de argentinos quisiera que Pablo Granados ocupe su rol paternal y seguramente Migue lo disfrute. Aunque en este caso le hizo pasar una fea jugada. 

El joven rosarino ajusta detalles para el estreno de su papel en Escuela de rock, lo que significará el debut en calle Corrientes. Inmiscuido en la rotation de promoción de la obra teatral, Migue visitó varios medios y ayer estuvo en la mesa de Metro y medio, el exitosísimo envío que conducen Sebastián Wainrach y Julieta Pink. Con la buena onda característica del envío radial, el también conductor se soltó y desembuchó una anécdota cargada de humor, pero también de una enseñanza paternal.

La historia refería a una moto, sí, Migue deseaba comprarse ese vehículo, con todo lo que implica para un padre, por la preocupación obvio de seguridad.

''Hace un par de años señé una moto que es mi sueño, una Harley-Davidson, la más barata es la que me gusta, y la señé”, empezó adentrando en la circunstancia. 

Con la emoción de dar ese paso, Migue le transmitió la buena nueva a Pablo. Y ahí surgió una reacción inesperada. “Él muy psico me manda un video desde el balcón de su octavo piso: 'mirá esto Migue’, y pasó una pierna para el otro lado de la baranda, y me dice ‘ahora voy a pasar las dos piernas’, y te mando otro video”, detalló sobre la respuesta de su padre.

Con semejante acto, el joven se preocupó, llamó desesperadamente al humorista para que no continuara con ese acción peligrosa, pero no le respondió durante media hora. Tras un montón de insistencia, Pablo atendió y Migue lo explicó: “'Viste, eso voy a sentir cuando te subas a la moto’ me dijo, y así perdí los 500 dólares de seña”.

En definitiva, el amor de un padre, con una locura, logró que su hijo no se subiera a las dos ruedas. Aunque en el camino se perdieron 500 dólares. 

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig