Mirta Wons y una operación que casi la deja sin caminar – Revista Paparazzi

Mirta Wons y una operación que casi la deja sin caminar

TEVE
TEVE

El año pasado fue complicado para Mirta Wons (53). Un dolor en una rodilla derivó en una mala decisión de su médico que la obligó a pasar por el quirófano tres veces. Y, meses después, recuperada, la actriz es parte de Siddartha, en el Teatro Luxor. “La última vez que me contacté con Flavio para decirle que me gustaba la idea de trabajar con él fue a fines del año pasado, por teléfono. Y en ese momento, justo, me dijo que tenía un lugar para mí. Se juntó el deseo con la realidad. Para mí que me llamó de lástima. Creo mucho en los deseos profundos. Tenía ganas de trabajar así: bajar de un arnés, que me cuelguen… Me siento una nena jugando al circo. Es una bendición estar acá, de temporada, en un momento en donde las cosas están muy difíciles en el rubro que me toca. No hay un gran apoyo hacia lo cultural, al teatro, cine, televisión. No es una área que le da ganancia a cierto tipo de gobierno… Listo, no sirve. La salud no da ganancia, educación no sirve, porque tampoco la da. Y más allá de lo que todos los argentinos sufrimos de los impuestazos y demás, el rubro cultural pega muy fuerte. Y tener gente que igual está apostando a esto fuerte es para sacarse el sombrero. Por ejemplo, la televisión de aire perdió muchos espectadores frente a las nuevas plataformas, y además hay dos ficciones locas. Es una fuente importantísima de trabajo que se pierde. Y también está el productor que va a la “lata”, la novela extrajera, que es más segura. ¡Critico eso! Para mí hay que arriesgar que va a ir bien, porque los actores argentinos somos buenos; los autores, excelentes, y la técnica también”, arranca Mirta

–El año pasado tuviste dificultades para caminar…

–Y acá estoy… Fue todo un tema, muy loco. Un médico se mandó una macana con una de mis rodillas. 

–¿Una mala praxis?

–No puedo decir eso porque es un tema de confidencialidad que quedó ahí. Hubo una mediación de por medio, llegamos a un arreglo y no puedo hablar mucho más. Pero sí reconozco que tuve todo un tema con la rodilla bastante complicado, muy complicado. Y después de una tercera operación pasé tres meses con muletas. Fueron tres cirugías, una de ellas fallida. Y después me agarró un médico excelente que trató de arreglar la macana que se había mandado el otro. 

–¿Qué tenías en la rodilla que terminó complicándose tanto?

–¡Era una boludez! Un menisco, una pavada atómica. Todo el mundo me decía que tenía que aprovechar las muletas, que por algo estaba parada. Pero yo estaba re enojada con las muletas, con la vida y con todo. Pensaba que iba a estar tres meses parada en cuanto al laburo y me moría. Por suerte hubo gente copada de laburo que me entendió y salieron trabajos. Me puse a estudiar cosas. Dejé las muletas y al otro día me llamó Flavio. Ahora camino bien. Estoy yendo al gimnasio y hago kinesiología con el fisiatra de Flavio, que está todo el tiempo en Siddharta

–¿Algún hombre te acompañó durante el proceso o te acompaña ahora?

–Estoy en planes de algo… ¡y muy deseosa! 

Mirta Wons, recuperada después del susto

Mirta Wons, recuperada después del susto

Mirta Wons se luce en Siddhartha

Mirta Wons se luce en Siddhartha

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig