Nazarena Vélez y Belén Francese: “Trascendimos en un mundo machista, ¡basta de prejuicios!” – Revista Paparazzi

Nazarena Vélez y Belén Francese: “Trascendimos en un mundo machista, ¡basta de prejuicios!”

A más de una década desde que se conocieron e iniciaron una gran amistad compartiendo escenario en El champagne las pone mimosas, las actrices vuelven a trabajar juntas en la obra El en mi cuerpo y se animan a posar tan sensuales como en los viejos tiempos.
TEVE
TEVE

El tiempo parece no pasar para estas dos bellas y carismáticas actrices que fueron protagonistas de una de las obras más taquilleras en la historia del teatro comercial de nuestro país. A poco más de una década de haber estado juntas en El champagne las pone mimosas, bajo el ala de Gerardo Sofovich, y mientras nuevamente comparten escenario encabezando Ella en mi cuerpo, tanto Nazarena Vélez (45) como Belén Francese (36) se animaron a posar y ratonear súper sexis, como en los viejos tiempos. El champagne, y la buena onda entre ellas, las pone mimosas, divertidas y sensuales.

–¿Cómo las encuentra el presente profesional?
Belén: –Estamos felices. En una comedia desopilante con un gran director, con un excelente guion de Casper Esposito, a sala llena. Y a punto de iniciar gira por Uruguay y Paraguay. También trabajo en ideas propias, como mis segmentos de humor.
Nazarena: –Nos vamos de gira por el interior del país, y a otros países, con la obra. Nos falta definir el punto de temporada de verano porque está la opción de Córdoba, pero nunca hice después de la muerte de Fabián. Estoy en medio de muchas decisiones. Y tengo varias propuestas como actriz. Pero lo que más me seduce desde hace unos años es producir, y voy apuntar a eso.

–¿En qué les cambió la vida El champagne…?
Belu: –La esencia no cambia, y eso es maravilloso. Este medio es muy difícil, podés ver o reencontrarte en trabajos después de mucho tiempo con gente, pero ya no es la misma. Se marean por fama o poder. ¡O que no evoluciona! Rescato que Naza siempre tiene la misma esencia. Es una luchadora, una guerrera del oficio. Siempre para adelante. Predispuesta, positiva y con un gran corazón. Obviamente, la veo más madura emocionalmente. En diez años pasan tantas cosas… Pero rescato la evolución. Trascendemos circunstancias y rótulos en un mundo muy machista, y ese también es el mensaje de estas fotos. Para mí es un medio encasillador, y si vos no tenés armas para enfrentarlo quedás en lo efímero de una cara o un cuerpo bonito.

-¡Basta de prejuicios!
Naza:
–A mí me cambió la vida completamente. Belén conoció a mi hermana Jazmín. Después lo más banal, el cuerpo y la cabeza cambian, los sentimientos también. Ella conocía a Barby siendo una niña y ahora es una mujer. Pero mantenemos el mismo humor, somos desprejuiciadas, no tenemos rollos con nuestros cuerpos. Me une mucho el humor con ella y que es buena mina. Es una de las pocas que conocen cosas muy privadas mías, porque en la época de El champagne… fuimos muy unidas. Nos fuimos separando por distintas cosas, me han pasado muchas y nos reencontramos más plantadas, sabiendo lo que queremos. Somos dos laburantes. Creo que con el sentido del humor intacto. Tenemos un montón de cosas en común y su pareja se lleva genial con la mía.

-¿Qué hace que funcione la relación?
Nara: -Todo esto. Nos miramos y ya nos conocemos. Nos cuidamos, una está atenta a la otra, como en esta producción, y nunca fuimos de pegarnos codazos. Más allá de producciones hot, hemos hasta dormido juntas en giras. Tenemos una relación de complicidad. Quiero aclarar que fui modelo y actriz, pero nunca fui vedette. Belu sí.
Belu: –El respeto y la confianza son la clave de cualquier buen vínculo. Más ante seres tan sensibles como nos considero. Yo me siento más segura de mí misma, en un gran momento laboral y espiritual. Somos mujeres de fe.

–¿Cómo se mantienen sexis?
Belu: –Siempre la seducción es un arma muy fuerte en todas las personas. Te ponen en un lugar de ícono sexy, pero queda en uno tomárselo o no. Yo juego y me río de eso.
Naza: – Fui muy obsesiva del cuerpo, tuve todos los traumas habidos y por haber, adicciones por pastillas para mantenerme raquítica. Hoy, gracias a Dios, los parámetros de cómo miran y ven, y lo que quieren de mí, han cambiado. Lo que opina la gente me importa un sorongo. Antes me importaba mucho la mirada externa y hoy me importa sentirme bien. Mientras esté cómoda con mi imagen…

–¿Cómo es el presente amoroso?
Belu: –Tuve dos novios de mucho tiempo, y luego estuve tres años sola. Ahora vuelvo apostar al amor. La tercera, dicen, es la vencida. Yo soy de las que están a full comprometidas con alguien o no están.
Naza: –Hace nueve meses que estoy en pareja con Santiago Camaño, conviviendo y laburamos juntos. Hacemos un gran equipo. Estamos encontrándole la vuelta al hecho de hacer todo juntos y que nos potenciemos en nuestro laburo. En lo personal estoy muy bien y él se lleva re bien con Belu.

–Acá posaron ratoneras. ¿Estuvieron o estarían con una mujer?
Naza: –¿Por qué no? No lo descarto. El cuerpo de una mujer no me da rechazo en lo absoluto, al contrario. La piel de una mujer es divina. Soy un bicho muy productor, de observar y admirar la belleza. Me encanta observar a las mujeres. ¿Fantasía de acostarme con una? No. Lo máximo que hice fue besarnos, tocarnos, pero por laburos. Con Belén hicimos muchos papeles lésbicos. No me he quedado con la fantasía. ¡Pero nunca digas nunca!

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig