¡Para llorar! El emocionante reencuentro de Ronen Suarc con el papá tras dos años sin verse: «Qué lindo…» – Revista Paparazzi

¡Para llorar! El emocionante reencuentro de Ronen Suarc con el papá tras dos años sin verse: "Qué lindo..."

El periodista, cuya cobertura de la pandemia desde Nueva York le valió elogios y una gran posibilidad, volvió al país y se fundió en un emotivo abrazo con el padre.
TEVE
TEVE

El video dura 39 segundos. Parecen escasos, pocos, cortitos, pero no. Fueron suficientes para entregar, si se quiere, la primera gran muestra de emoción, cariño, afecto, amor y sensibilidad de este 2022 que pinta tan bravo y tan difícil como los anteriores. En ese puñadito de tiempo, bastante menos que un minuto, Ronen Suarc filmó el reencuentro con su papá después de dos años sin verse y sí, para qué negarlo, hizo llorar a todo el mundo.

Aunque vive a miles de kilómetros de Buenos Aires, Ronen fue uno de los "jugadores clave" de la televisión argentina durante el desarrollo de la pandemia. Sus informes desde los Estados Unidos, pero más que nada focalizados en la dramática situación que vivió Nueva York, fueron de un realismo y una crudeza tales que lo llevaron al cenit de las coberturas del coronavirus. En algún momento, incluso, se pareció a un "corresponsal de guerra".

Esas intervenciones -sobre todo con Jorge Rial en Intrusos y con Angel de Brito en Los Angeles de la mañana- le valieron un grado de popularidad incluso superior al que gozaba cuando trabajaba en la Argentina y ya se empezaba a destacar como un periodista incisivo, locuaz y riguroso. Cuando los contagios aflojaron un poco -hasta que la variante Omicron los volvió a disparar- Ronen se permitió en LAM recorrer barrios de famosos, lo que le hizo ganar otra oleada de elogios.

Ronen Suarc se convirtió en un jugador clave de la tele durante la pandemia. Sus informes desde Nueva York, tanto con Jorge Rial como con Angel de Brito, fueron crudos y realistas. Hacía dos años que no veía al padre.

Pero no todo lo que brilla es oro en la vida. Y toda esa plenitud laboral y profesional, todo ese desarrollo periodístico en un mercado tan competitivo y tan importante como es el yanqui, tenía como contrapartida el estar lejos de sus afectos y de sus seres queridos. No ver a la familia estaba entre los apuntes más dolorosos en medio de tanto crecimiento personal y como hombre de los medios.

Después de dos años, quizás los más intensos de su vida, Ronen pudo tomarse unos días y lo primero que hizo fue subirse a un avión, cruzar el continente de norte a sur y aterrizar en Buenos Aires, donde corrió al abrazo de su papá, al que no veía desde hacía más de 700 días. Además, tuvo la lucidez de prender el celular y filmar "el momento" para que le quede para la posteridad.

"Voy a ver a mi papito después de dos años, qué lindo..." adelantó Ronen mientras cruzaba una calle. La siguiente secuencia es el abrazo con su papá, un hombre de pelo entrecano, anteojos y, por lo que se ve, también bigote. "¿Me extrañaste papito?", le pregunta el periodista. "Sí, mucho te extrañé", le dice el padre, pura ternura y emoción. No fueron "los 39 escalones". Fueron "los 39 segundos". Y también podrían ser una obra, donde la felicidad de ese video dure toda la vida.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig