Alicia Barbasola: “Después de lo que pasó con mi ex marido, sigo esperando justicia” – Revista Paparazzi

Alicia Barbasola: “Después de lo que pasó con mi ex marido, sigo esperando justicia”

Durante el verano de 2017 vivió su peor pesadilla, y por todo lo que sufrió decidió alejarse del medio artístico. Hoy, nuevamente enamorada, levanta la cabeza y pide que su caso no quede impune.
DIOSAS
DIOSAS

En pleno ascenso, la bailarina y vedette Alicia Barbasola (30) vivió uno de los traumas más fuertes por los que puede pasar una mujer. Pasaron dos años desde que contó en los medios que su ex pareja, el juez Sergio Pilarche, la violentaba y que hasta habría intentado matarla en tres oportunidades. Mucho más relajada, alejada de aquello y mirando su futuro con otros ojos, disfruta, pero sin olvidar.

–¿Por qué decidiste bajar el perfil después de un 2017 tan mediático?
–Más que bajar el perfil, lo que decidí fue estar más tranquila. Empezar a disfrutar de mi familia, de mis amistades, y me enfoqué en mi centro de estética, que se llama Esthetic Center, que es todo estética medicinal… y sí, bajé el perfil, encontré la paz. Desde la temporada que hice teatro hasta acá, en el medio pasaron cosas personales, me estaba separando del juez que me golpeaba, me torturaba, eso se hizo mediático… y necesitaba sanar de todo eso. Verme en televisión, en ese estado, fue muy tortuoso, y verme era recordar todo eso, por eso busqué paz y tranquilidad.

–Abocada al mundo empresarial, ¿de qué se trata tu nuevo emprendimiento?
–Es un centro de estética que se llama Alicia Barbasola, en Villa Ballester, mi lugar, donde nací y crecí y donde vivo con mis padres. Cuento con muy buenos profesionales que te asesoran y están pendientes de las necesidades del paciente. Tenemos lo último de la tecnología alemana, todo para que el que venga se sienta seguro. Estoy feliz con todo esto.

–En el verano de 2017 se te relacionó con Santiago Bal…
–Todos sabíamos que en la obra de teatro, La gran revista de Mar del Plata, a ver… hasta tengo audios de aquel momento con Carmen, donde me decía que estaba todo más que bien, en el que me reconocía que un poco de prensa nos ayudaba. Yo ante las cámaras aclaraba que no había romance, le tengo un gran cariño a Santiago, pero no pasó nada. Es un gran artista, lo admiro, pero nunca hubo nada, ni siquiera un beso.

–¿Después de lo que pasó con tu ex marido, el juez Sergio Pilarche, de las amenazas, como siguió el tema?
–Con mi ex todavía sigo con la causa penal, esperando que se haga justicia. Es complicado, porque si bien me tomé un año y medio sabático, para disfrutar de las cosas que verdaderamente valen la pena, sigo esperando que se haga justicia.

–¿Te lo volviste a cruzar?
–Lo que sigue pasando es que aparece en lugares en los que yo estoy, en eventos, intenta buscar aliados con gente del medio, con productores, con fotógrafos, con el fin de que no me saquen fotos para que salgan en las revistas, que no me den trabajo, e incluso, de manera indirecta, las amenazas continúan, pero yo confío en Dios y en la justicia divina, porque la de los hombres muchas veces el lenta y hereje. Por las marcas que me quedaron en el cuerpo, que me hacen recordar lo que viví, quiero que se haga justicia.

–¿Ahora estás en pareja?
–Había decidido estar sola, no quería saber nada con los hombres, y no estaba en la búsqueda de nada, porque muchas veces buscás algo que el destino no tiene preparado para vos y terminás sufriendo. Me pasaba eso hasta que me encomendé a Dios y le pedí un amor puro, para poder formar una familia, y volví a confiar en el amor. Se llama Gabriel Sopa y le dicen Billy, me lo crucé en una parrilla y ahí nació todo. Yo ya lo conocía del gimnasio, pero ese día empezamos a hablar.

–¿Se comprometieron o tenés ganas de volver a casarte?
–No tengo nada que me apure. En relaciones anteriores nunca me pasó de avanzar con algo, como que nunca era el momento de proyectar. La verdad es que nada me corre, pero estoy en un momento en el que me dejo llevar por lo que siento. Nos comprometimos desde lo emocional, sin anillo, y siento el compromiso como nunca antes. En relaciones anteriores no sentía nada, aun con el anillo me parecía tan tétrico, pero ahora es distinto.

–¿Te gustaría ser mamá?
–La idea está y el proyecto está, pero lo dejo en manos de Dios. Cuando hay amor todo se da naturalmente.

–Sufriste violencia de género en carne propia, ¿qué opinión tenés sobre el tema?
–Creo que la mayoría de las mujeres hemos sufrido violencia de género o acoso en algún momento. Pasa que antes se callaba, y hoy esta buenísimo que la mujer tenga voz y se exprese. Hablar, sacarse todo eso de adentro, sirve para sanar y liberarse. Mi recomendación es que salgan a gritarlo si están viviendo una situación así. Es horrible vivir con ese trauma adentro.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig