in

Flavio Mendoza reveló las cirugías que tiene hechas: “Lo único que tengo hecho es la nariz y bótox”

En una charla con Los Angeles de la Mañana, el coreógrafo admitió cuántas veces pasó por el quirófano.

“La cuarentena nos está delatando”, dijo entre risas el coreógrafo Flavio Mendoza quien, en una charla con el panel de Los Angeles de la mañana reveló los retoquecitos que tiene hechos en la cara.

Durante el divertido ida y vuelta, en el que el creador de Stravaganza y Mahatma desmintió su edad diciendo que tenía 45 y arrancando las risas de las angelitas, admitió las cirugías que tiene. “No te hacés un favor sacándote años. Mejor agregate y la gente te dice: ‘Qué bien estás, qué bien te conservás’”, le recomendó la angelita más picante, Yanina Latorre.

“Están todos hecho a nuevo, así que estás bárbaro Flavio”, intervino el conductor Angel de Brito“Estás divino igual, tenés un lomazo”, lo piropeó Yanina. “Callate hdp si yo no me hice nada…”, respondió el director generando aún más risas entre el panel. “No nada, no te hiciste nunca nada, estás fresco como una lechuga…”, volvió a intervenir irónicamente Yanina.

“Mirá la cicatriz que yo tengo en la boca. Esto me lo hizo una bailarina hace varios años y me quedó tipo labio leporino”, contó Mendoza.

Cuando por fin Flavio volvió a tener la palabra aseguró: “De verdad, lo único que yo tengo hecho es la nariz y bótox”. Desacreditando sus palabras, la esposa de Diego Latorre volvió a la carga. “La boquita y los pómulos están rellenos. Mirá que yo estoy rellenada entera…”, lanzó.

Fue entonces que el artista aclaró: “Mirá la cicatriz que yo tengo en la boca. Esto me lo hizo una bailarina hace varios años y me quedó tipo labio leporino”, dijo Flavio mostrando la marca que le quedó en la boca producto de un golpe. “Fue una bailarina que fue famosísima en un momento y después desapareció: Andrea Garmendia”, añadió.

Y en tren de resaltar los problemas fashion que está dejando la cuarentena hizo referencia al look de su cabellera, donde lentamente el rubio platinado le está dejando lugar al castaño natural. “Estoy marmolado”, dijo con gracia.

Comentarios