El nuevo novio yankee súper modelo de María del Mar, la ex de Matías Ale – Revista Paparazzi

El nuevo novio yankee súper modelo de María del Mar, la ex de Matías Ale

Mientras Matías Alé, su exmarido, aún no encauzó su vida sentimental, la cordobesa se puso de novia con Christian Hogue, un supermodelo nacido en Estados Unidos
ROMANCES
ROMANCES

De vender puchos, gaseosas, panchos y alfajores en un kiosquito medio perdido en una calle de la periferia de Villa Carlos Paz, en el corazón de las sierras cordobesas, a tener una vida casi de princesa en Los Angeles y ponerse de novia con un modelo de fama internacional nacido en Medford, un suburbio ubicado al sur de Oregon, en plena costa oeste de los Estados Unidos. Tanto la vida como los recorridos geográficos y afectivos de María del Mar Cuello Molar parecen salidos de una serie de Netflix.

La cordobesa, muy famosa en su momento por su frenético noviazgo y su efímero y escandaloso matrimonio con Matías Alé, siguió haciendo de las suyas tras el bochornoso final de su relación con el actor, y tras un breve romance con otro galancete de la pampa húmeda (Lucas Velasco, un rompecorazones que también quedó flechado con sus indudables encantos), sintió que la Argentina le quedaba chica y buscó nuevos horizontes de las fronteras para afuera.

Primero anduvo por México y ahora se afincó más al norte, en suelo yanqui. No sólo deslumbró a los productores –que rápidamente le dieron laburo en campañas– sino que también embobó al supercotizado Christian Hogue, un terrible musculoso acostumbrado a caminar las pasarelas y sacarse fotos para las firmas más importantes del planeta. ¿Qué tal?

Como si no alcanzara con verlo, Hogue traza una acabada descripción de sí mismo en su página web. Pelo: Marrón. Ojos: azules. Altura: 1,91 metros. Edad: 28 años, cumplidos el 25 de enero. Signo: Acuario. Calzado: 43. Cintura: 79 centímetros. Hay muchos más datos tirados como sin querer pero ya basta, es demasiado, el muchacho es un verdadero monumento a la belleza y la preparación física.

No le sobra un gramo de ningún lado. Y su carrera como modelo internacional es el reflejo de todo ese tiempo invertido en bíceps, tríceps y espalda. Un poco más arriba, el ñato cuenta los tres secretos de su éxito profesional. Derechito y a los bifes: “Dedicación. Determinación. Disciplina”. Habrá que prestarles atención a los tres consejos porque mal no le ha ido al muchacho. Más bien todo lo contrario.

“Lo mejor que me pasó en mi carrera –cuenta un poco más arriba– es quizás haber posado para la versión italiana de Vogue. También fue interesante trabajar para Davidoff, pero tengo muchos sueños y proyectos que son atractivos para el futuro”. Christian contó, asimismo, que se inició como modelo a los 15 años, haciendo fotos: “Desde entonces no he parado, tampoco me he interesado en hacerlo. Quiero darle otra cara a la industria del modelaje y ser un buen ejemplo para las próximas generaciones”.

Un poco más sencilla, la cordobesa le regaló un par de elogios –obviamente– en su cuenta de Instagram, el medio de comunicación preferido por la gente hoy en día. “Sos mi persona favorita, mi amor”, le dijo. Como si en vez de pasear en un descapotable por Beverlly Hills estuviera dando vuelto de 100 en el kiosquito que atendía a un puñado de kilómetros del Cucú. Porque la esencia, y sobre todo la tonada, nunca se pierden.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig