El sueño que proyectan Federico Hoppe y Macarena Rinaldi – Revista Paparazzi

El sueño que proyectan Federico Hoppe y Macarena Rinaldi

El productor del Súper Bailando y su novia, Macarena Rinaldi, viajaron a Bariloche para descansar y disfrutar de la privacidad . Hubo paseos, extensas charlas y, por supuesto, muchos besos.
ROMANCES
ROMANCES

Sería algo así como “el yerno ideal”. Ese candidato que todas las suegras quieren. Serio, de bajo perfil y algo chapado a la antigua. Así, Federico Hoppe (47) se ha ganado un lugar en la preferencia del público bajo el ala de Marcelo Tinelli. El productor es uno de los colaboradores de máxima confianza del conductor más popular de la Argentina, y los minutos de aire que comparte junto al Cabezón también aportaron lo suyo para ubicarlo entre los solteros más buscados.

También, obviamente, su pulcritud y su vocabulario, formal y a la vez espontáneo, tuvieron mucho que ver en su meteórico crecimiento mediático. Con su característico auricular con micrófono incorporado, Hoppe secunda a Tinelli en cada una de las galas del Súper Bailando, aunque, se sabe, su labor en el reality no tiene horarios y también se desarrolla fuera del ámbito de las cámaras.

Contrataciones, coachs, bailarines, famosos y auspiciantes… todos, prácticamente, deben pasar por él y por el Chato Prada, el otro peso pesado que lleva a cabo su labor en modo full time. Tal vez desde este lado del mostrador no resulte un factor para tener en cuenta, pero sin dudas que estar concentrado frente a tantos intereses comerciales en juego, seguramente implica transitar momentos altamente estresantes.

Por eso, cuando la agenda abre un hueco y las condiciones están dadas, Hoppe arma las valijas y parte hacia algún destino turístico que le garantice paz. Más aún cuando una escapada de estas contempla también la posibilidad de convivir con el amor. En pareja con Macarena Rinaldi (32), en el marco de una relación ya afianzada para un medio difícil, como la farándula, Hoppe viajó a Bariloche para descansar unos días y sacarle todo el jugo posible a la privacidad, que estando en Capital Federal suele serle bastante esquiva.

Tanto el productor como la bailarina se alojaron en un complejo de cabañas ubicado al pie del cerro y aprovecharon al máximo cada momento de relajación, con ricas meriendas y ratos de spa que propiciaron extensas charlas. Compartieron tardes de pileta (climatizada, obvio), cenaron a solas y salieron de paseo al centro comercial, donde pudieron caminar libremente y comprar recuerdos para la familia.

Previsiblemente, en la mayoría de los casos se inclinaron por llevarse chocolates y demás productos típicos del lugar, con la finalidad de quedar bien con sus seres queridos. Por este tipo de comportamientos y otras cualidades ya enumeradas, Hoppe, sin dudas, personifica al “yerno ideal”, ese que constantemente busca privilegiar sus afectos y que siempre tiene guardada una sonrisa para cada contestación.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig