in

Súper enamorada, Yanina Screpante se olvidó del Pocho Lavezzi y habla de su novio en la en cuarentena: “Venimos bárbaro”

Tras su separación del Pocho Lavezzi, la modelo está nuevamente en pareja, ¡y súper feliz!

La modelo Yanina Screpante (37) estuvo ocho años en pareja con el futbolista Ezequiel Pocho Lavezzi. Tras aquella separación ella quiso estar un tiempo sola, sin embargo el destino la sorprendió poniéndole enfrente nuevamente el amor de la mano de Federico Rozas.

Tan feliz está Yanina con su nueva pareja que se animó a hablar de él durante una entrevista virtual con el programa La jaula de la moda, que conduce Horacio Cabak. Allí se animó a desnudar un poco de su intimidad con picantes frases cuando su ex vive una cuarentena top por el mundo.

El asesor de imagen y panelista del ciclo Mariano Caprarola le consultó a Yanina sobre su vida sexual en tiempos de cuarentena. Y la modelo se despachó con todo.

“Venimos bien. Día por medio, todos los días… depende”, contó Yanina sobre la intimidad de la pareja.

“¿Cómo te trata el sexo en la cuarentena?”, quiso saber el especialista en moda. ¡Bárbaro! Por suerte estoy con mi novio en la cuarentena, así que… ¿qué les puedo contar?”, respondió sin dudarlo. “¿Cuántos días de la semana utilizan (para el encuentro sexual)?”, siguió el panelista. ¡Todos! Depende la semana…”, contestó.

Sin inmutarse, Caprarola insistió: “Esta, por ejemplo. ¿Cómo empezamos?”. “Bueno, el fin de semana no porque tuve que ir a Cardales a llevarles unas cosas a mi mamá y a mi abuela, así que ahí no. Pero venimos bien. Día por medio, todos los días… depende”, respondió ella. “Escoba nueva barre bien. Maravilloso”, cerró él.

Pero, ¿cómo conoció al hombre que la enamoró? Ella lo contó durante una entrevista. “Lo conocí por amigos en común. Es argentino y tiene un lavadero de autos en zona norte. Nos conocimos por Tito, el hermano de Dolores Barreiro, que maneja autos clásicos”, comenzó sobre su chico, que tiene un buen pasar económico.

“Estábamos en una producción de fotos, habían traído los autos y Fede estaba con él. Ni bien lo vi, dije: ‘¿Quién es este de ojitos saltones?’ Paso el tiempo, esto fue en marzo y recién empezamos a salir en octubre”, siguió.

“Es muy amoroso. En la primera impresión me pareció fachero, no les voy a mentir, pero después lo conocí y es un amor. Es muy compañero, me acompaña en cosas de mi familia. Cuando se queda a dormir en casa me hace el desayuno, estar súper presente”, finalizó.

Comentarios