¡A lo Copperfield! El truco de magia de Macaya Marquez que sorprendió a todos – Revista Paparazzi

¡A lo Copperfield! El truco de magia de Macaya Marquez que sorprendió a todos

El comentarista de fútbol visitó La peluquería de Don Mateo y con su destreza para el ilusionismo dejó con la boca abierta a Coco Sily, a Mariano Iúdica y a los televidentes. ¿Lo tenían?
TEVE
TEVE

El fútbol es “mágico”. Lo escuchamos toda la vida. Que la gente, que la pasión, que los goles, que el sentimiento, que las alegrías, que las tristezas, que Diego Maradona desparramando rivales por doquier, que Lionel Messi dibujando poesía con su zurda única e inigualable, que los comentaristas –radiales y televisivos- describiendo con precisión y exactitud lo que ocurre en los distintos campos de juego. Precisamente el mejor de los últimos, Enrique Macaya Márquez consagró las dos circunstancias en una y sorprendió con su magia. Porque el periodista vivo que cubrió más mundiales de fútbol (lleva 16 consecutivos desde Suecia 58) visitó La Peluquería de Don Mateo y sorprendió con un truco de “ilusionismo” que la rompió toda.

Macaya tiene 84 años y prácticamente dio la vuelta al mundo siguiendo a diferentes equipos y al seleccionado nacional de fútbol. Pero así como esos viajes por los cinco continentes le permitieron pasear, conocer, divertirse, cultivarse, enriquecerse y aprender de culturas muy diferentes a las nuestras, también le quitaron mucho tiempo con sus familiares. Cumpleaños, celebraciones, reuniones y demás eventos los encontraron casi siempre a miles de kilómetros. Y el simple saludo, muchas veces, no alcanzó para cubrir esas ausencias.

Por eso Enrique tomó una decisión hasta ahora muy poco conocida: estudiar magia para aprovechar ciento por ciento el tiempo con sus nietos. Se propuso divertirlos y entretenerlos con esos conocimientos cuando estuviera con ellos. Desde entonces, las reuniones familiares tuvieron otro color. Y le llegó el turno del “debut mediático”. Porque el periodista lo hizo delante de Coco Sily y Mariano Iúdica demostró que es un gran discípulo de David Copperfield.

Macaya le dio a Coco un mazo de naipes españoles (los que se usan para jugar al truco, por ejemplo), le pidió que lo mezclara varias veces y lo retuviera, en la mano en el bolsillo del pantalón. Después encaró a Iúdica y con una serie de preguntas hizo que fuera eligiendo cartas. El resto se iba descartando. El conductor respondió una por una hasta que la última decantación lo llevó a elegir “el as de espadas”.

Fue entonces que Macaya metió su mano en el bolsillo superior del delantal de Coco transformado en Don Mateo y de allí sacó la baraja, que era precisamente el ancho de espadas. Todos quedaron perplejos. Y a los pocos segundos rompieron en un aplauso. Macaya había sorprendido a propios y extraños. ¡Ahora hay que busacarle un apodo!

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig