in

Caso Muhlberger: revelan preguntas discriminatorias e insólitas que hacían en la clínica para contratar empleados

En las entrevistas de selección de personal, pretendían saber las preferencias sexuales de los candidatos, y también “qué miraban en Netflix”.

El doctor Rubén Muhlberger está cada vez más complicado. A su de por si débil situación judicial se sumó una catarata de testimonios que lo dejan peor parado todavía. Por ejemplo, trascendió que investigaba las preferencias sexuales de aquellos que pretendían entrar a trabajar a su clínica. Y lo que es más curioso: antes de contratarlos, pretendía saber qué series y películas miraban en Netflix.

Lo reveló Angel de Brito en la emisión de hoy de LAM. Según el conductor del ciclo, unas 50 personas le contaron todos los secretos del médico y su centro asistencial, llamado “Klinik Muhlberger”. Una de las personas con las que charló es Juan Roca, quien se desempeñaba como recepcionista del edificio hasta el mismo momento de su clausura.  

“El me dijo, y ya me lo había contado otro chico, que el doctor lo acosaba sexualmente. O sea, cuando iban a las entrevistas de selección de personal les preguntaban cuáles eran sus preferencias sexuales. Y eso es otro delito. Más allá de que el doctor fuera baboso, nadie puede preguntarle a alguien de sus preferencias sexuales para contratarlo” contó De Brito mientras Yanina Latorre gritaba “qué tipo asqueroso y repulsivo”.

EL DOCTOR JUNTO A MORIA CASAN.

“Era tan bizarro todo -agregó el polémico Angelitoque además en las entrevistas les preguntaban qué miraban en Netflix. Una demencia… La verdad, yo nunca vi nada tan raro como esto”.

A su turno, Roca embarró aún más a Muhlberger. “La Clínica es de estética y funcionaba normalmente en cuarentena. Hago este video porque me va a costar muchísimo reclamar algún tipo de indemnización porque la clínica va a estar cerrada por lo menos hasta el 14 de agosto. Que haga las malas praxis que quiera, pero a mi, a todos los pacientes que atendió y a mis compañeros nos puso en riesgo”, arrancó, furioso.

“Me dijeron que era que tenía autorización para trabajar como clínica médica, pero yo mismo armaba la agenda y agendaba “tratamientos de botox”, entonces te preguntás dónde están los organismos que controlan estas cosas”, pegó.

CON CHARLY GARCIA, MARADONA Y ROCIA OLIVA.

Más tarde, contó que “Yo viajaba con un permiso que me hicieron en la clínica firmado por él y con su sello, pero como tiene la matrícula vencida en realidad no debería servir para nada. La clínica está inscripta como consultorio odontológico, todo rarísimo”.

“Lo más triste es que la gente le cree, por su posición de médico. Y encima los famosos que cierran todos el orto porque les hace todo gratis. Y Moria que es un ser nefasto siempre lo va a defender porque nosotros les jugamos el juego de que son Dios”, remarcó el muchacho.

Para que no quedaran dudas de lo que piensa de su ex jefe, Roca dijo que El doctor es como Miranda Presley, que llega y maltrata a todo el mundo, se cree superior, hace comentarios horribles, homofóbicos, transfóbicos, xenofóbicos, gordofóbicos… No saben, es un carnicero en ese tipo de violencia”.

Comentarios