Detrás del éxito de eltrece, Guido Kaczka confesó que vive un drama profundo – Revista Paparazzi

Detrás del éxito de eltrece, Guido Kaczka confesó que vive un drama profundo

El conductor más rendidor del canal de Constitución se animó a revelar sus pensamientos y sentimientos más complejos.
TEVE
TEVE

La rompe hace años, con su estilo tan único, esa mixtura de inteligencia, entretenimiento y matices de emoción. Guido Kaczka se erige en el conductor más sólido de eltrece, justo en un año en que la señal padeció en las mediciones, su Bienvenidos a bordo se las ingenió para aportar excelentes números.

En este 2020, el conductor transitó por una variopinta gama de emociones, como su contagio de coronavirus, que no le generó complicaciones de salud, pero sí de organización de sus ciclos en la pantalla chica y la radio.

Además, en este año, Guido la pegó con el hallazgo de Hernán Drago como participante estable del programa, así como transmitió mucha alegría con la entrega de varios taxis cero kilómetro y los medio millón de pesos.

"Siempre ando arrastrando dolores, cosas que me dan miedo", develó Guido.

Entre todo ese combo de éxito, Kaczka también sufre como cualquier ser humano de dilemas universales. En una charla con La Nación, el animador atravesó muchas cuestiones íntimas y develó sus miedos, sus dolores personales y lo que padece con su entorno familiar más cercano.

La pérdida de mi papá y las enfermedades de familiares son un dolor presente, cosas que son parte de la vida. Aunque mi viejo tenía sus enfermedades, uno nunca piensa en que puede morirse. Hubo mucho dolor y, luego de tantos años, de algún modo es algo que sigo elaborando. Mi mamá tiene sus cosas y uno vive con las incertidumbres de todo el mundo", expresó con mucha valentía.

En cuanto a sus emociones más hondas, Guido contó: "Quizás tengo algo muy activo debido a tantos años de análisis y por eso son temas que tengo en la superficie. Siempre ando arrastrando dolores, cosas que me dan miedo".

"Uno nunca piensa en que su padre puede morirse. Hubo mucho dolor y, luego de tantos años, de algún modo es algo que sigo elaborando", contó Kaczka.

A la hora de referirse a las peculiaridades de realizar Bienvenidos a bordo, Kaczka describió: “Siempre le digo a mi producción que nos pasa algo injusto: tenemos que laburar mucho, muchísimo, para que parezca que no trabajamos. Hay que laburar mucho para ser espontáneo. Trabajamos mucho para que se vea eso, Bienvenidos a bordo es un programa muy difícil de hacer”.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig