El horrible accidente que vivió María O’Donnell en MasterChef: “¡Socorro! No veo” – Revista Paparazzi

El horrible accidente que vivió María O’Donnell en MasterChef: “¡Socorro! No veo”

La periodista tuvo el beneficio de poder estar un minuto más dentro del mercado, pero un contratiempo la hizo perder segundos y la obligó a pedir ayuda. 
TEVE
TEVE

Lejos de transformarse en una noche tranquila, y con poco tiempo para poder disfrutar de esta instancia decisiva, los participantes de MasterChef Celebrity se sometieron este martes a un nuevo reto que podría dejarlos cada vez más cerca de la eliminación.

Y es que la segunda temporada del reality de cocina se sumergió en la recta final y ya los cocineros saben que cada error, desacierto o confusión puede costar no solo el delantal negro, sino la salida del programa más visto del país. 

En la gala de esta noche, los famosos participaron de un pequeño reto para conocer quién sería el ganador de un beneficio que lo ayudaría con la difícil consigna impuesta por el jurado, el cual constaba de preparar la mayor cantidad de panqueques perfectos en pocos minutos.

Y a pesar de que fue Gastón Dalmau quien logró hacer uno, mientras que el resto ninguno, fue María O’Donnell la beneficiaria de un minuto más dentro del mercado tras haber obtenido la semana pasada la tan ansiada medalla plateada.

Pero no todo fue color de rosas para la periodista, que a pesar de haberse mostrado feliz por poder aprovechar sesenta segundo más -y sola- para buscar sus ingredientes, vivió un horrible traspié una vez que abrió la heladera del mercado.

El conflicto se inició cuando, sin querer, sus lentes cayeron, se rompieron y parte de los fragmentos quedaron sumergidos dentro de su canasta. Pero, por sus propias palabras, sin aquellos anteojos no llegaba a leer las etiquetas ni a conocer qué productos estaba eligiendo realmente.

MARÍA O'DONELL ROMPIÓ SUS LENTES DENTRO DEL MERCADO Y NO PUDO VER LOS INGREDIENTES QUE LLEVABA

Desesperada, María comenzó a los gritos y le pidió ayuda al conductor Santiago del Moro, aunque tuvo que ingeniárselas solas para salvar la situación: "¡Socorro! ¡Rompí el anteojo! Santi no veo”.

Asimismo, continuó aclarando que le costaba sostenerlos ya que una de las patillas estaba totalmente destruida, y a pesar de lograr obtener sus ingredientes, culminó con una canasta de huevos rotos, problema que se dio cuenta al querer recomponer sus lentes: “¿Puedo sacar las cosas para buscar el pedacito del anteojo?”

¡Terrible momento!

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig