in

Gimena Accardi relató la difícil situación de su papá, internado por coronavirus: “Peleando entre la vida y la muerte”

La actriz relató paso por paso la compleja batalla de su padre para vencer al Covid-19.

Impactante y conmovedor. Gimena Accardi tomó valor para transmitir a sus seguidores, y el mundo, un trance muy doloroso que transita su familia. La actriz abrió su corazón a pleno para contar una historia personal, una de esas que engloban una circunstancia muy delicada.

La pareja de Nico Vázquez sufre por su padre, que cayó en las garras del Covid-19 a los 62 años, al punto de pasar varios días sin despertarse y con una neumonía bilateral. Todo este momento triste, y las emociones que florecen, lo describió en su Instagram, a través de varias historias.

La actriz se tomó el tiempo de pormenorizar cada paso de su papá y explicó situaciones muy crudas, con frase fortísimas, pero que encierran mucha esperanza también. Para iniciar el relato, Accardi escribió: “Ahora que me volvió el alma al cuerpo puedo sentarme a escribir esto. Hace 11 días mi papá está internado por Covid positivo con neumonía bilateral, los últimos 7 días entubado en terapia y dormido, peleando entre la vida y la muerte”.

“Hace 11 días está internado, entubado en terapia y dormido, peleando entre la vida y la muerte”, contó Gimena.

La talentosísima artista retrató las circunstancias de su progenitor: “Mi viejo es un tipo sano, deportista, tiene 62 años y no se quiere jubilar porque se siente muy joven y ama su trabajo. Jamás tuvo problemas de salud, juega al fútbol con pendejos y muchas veces ganó el premio a la valla menos vencida porque ataja como los dioses y vuela en cada pelotazo cayendo al piso como un bailarín profesional”.

Dentro de un cuadro difícil, Gimena exteriorizó signos positivos: “Después de 7 días dormido en el limbo que separa acá de allá, ayer abrió los ojos y despertó. Pasamos días y noches rezando en mil idiomas, gritándole al viento dale, vos podés, y pudo”.

“Pasamos días y noches rezando en mil idiomas, gritándole al viento dale, vos podés, y pudo”, relató Accardi.

Inmiscuida en el sendero de compartir todo lo que acontece en su ser interior, Accardi contó: “Es muy angustiante no poder estar presente o cerca del que está internado en estas circunstancias y recibir sólo un parte por día desesperante. Las horas se hacen eternas entre llamado y llamado. Gracias, todavía falta mucha recuperación, sigue internado y evolucionando de a poco”.

Luego, la actriz le dedicó muy bellas concepciones a su entorno y principalmente a su gran amor: “También aprovecho para agradecer a todas las personas que sabían por rezar, nunca perdimos la fe. Y un gracias inmenso para mi compañero de ruta Nico Vázquez, por ser sostén, volante y contención en estas situaciones, por darnos tranquilidad y ser el puente de comunicación con los médicos”.

Para cerrar, Gimena aprovechó para enviar una reflexión profunda a la sociedad respecto a esta enfermedad:  “Por favor cuídense porque realmente se conoce poco de este virus y cada cuerpo reacciona distinto”.

Comentarios