Luciano Cáceres: «Este verano fue mar, viento y amor…» – Revista Paparazzi

Luciano Cáceres: "Este verano fue mar, viento y amor..."

El galán desmintió una interna en el elenco de Desnudos, la obra que encabeza junto a Luciano Castro y Gonzalo Heredia en Mar del Plata.
TEVE
TEVE

La continuidad laboral es definitivamente una de las principales características de Luciano Cáceres (43). A esta altura del partido, con tanto trecho recorrido entre escenarios y estudios grabación, podría decirse que el actor forma parte de un grupo privilegiado: el que integran los que siempre están vigentes, independientemente del género y de la época.

Si bien 2019 representó un ciclo más que auspicioso para su carrera, la realidad indica que el galán arrancó el año en curso también de una manera muy positiva, pues el papel que desarrolla en Desnudos, la obra que tiene como referente a Luciano Castro, es uno de los más elogiados de la temporada. La compañía se presenta actualmente en Mar del Plata, con un alto índice de concurrencia en materia de espectadores y se perfila como una de las más vistas del verano.

Sin embargo, al margen de lo bien que le está yendo individualmente y a nivel grupal al exmarido de Gloria Carrá, lo cierto es que en los últimos días quedó envuelto en una encendida polémica que amagó con delatar, justamente, una curiosa interna dentro del elenco. Todo fue consecuencia de una serie de informaciones que trascendieron respecto a un supuesto enojo de Sabrina Rojas por el tratamiento tipo “parodia” que en cierto momento del espectáculo se le venía dando a las fotos íntimas de su esposo que circularon por las redes el año pasado.

La modelo cuestionó el “guiño” que Cáceres introducía en su papel haciendo referencia a las dotes de Castro, y despertando, desde luego, la risa del público. Esta situación motivó a Cáceres a dar su versión, no solamente para desmentir roces entre colegas, sino también para negar cualquier animosidad que escape a lo netamente profesional. “No es tan así. La obra fue mutando en un montón de cosas, nosotros vamos viendo aquello que es necesario y lo que no es necesario para la obra”, fue la primera reflexión de Cáceres para comenzar a sentar posición.

Luego, tras reconocer que “tal vez hay cosas que ya no son tan efectivas”, remarcó que igualmente “es teatro, algo que está vivo todo el tiempo, por suerte. Somos un equipazo, un grupo muy generoso el uno para el otro, y disfrutamos de todas las funciones”. De acuerdo a su mirada, “no hay ninguna polémica, nada personal, todo lo contrario. Es todo lo que sume a la calidad y el bienestar de los compañeros, tirando para el mismo lado, disfrutándolo, gozando lo que pasa con la gente y con el público. No necesitamos de esas polémicas”.

¿Qué había dicho Sabrina? “Luciano hacía un chiste en la obra, más bien una seña en un momento en que me toca estar de espalda. Cuando me di cuenta, le pedí que no lo hiciera más”. Aparentemente, conflicto solucionado. Cada uno con su argumento, en Desnudos se ocuparon de “salvar la ropa” frente a la gente para evitar males mayores.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig