in

Luisana Lopilato se emocionó al hablar del cáncer que superó su hijo Noah: “Va a estar bien y va a tener que pelear con esto muchos años”

La actriz habló del presente en la salud de Noah, su hijo de seis años, que atravesó un duro cáncer y que mantiene controles cada seis meses

Uno de los dolores más grandes que puede atravesar una madre es una dura enfermedad de un hijo. Luisana Lopilato (32) es un ejemplo de eso.

Cuando Noah, su segundo varón, tenía poco más de dos añitos, un difícil diagnóstico lo expuso de cara al cáncer. El proceso de recuperación fue largo e intenso para una personita que apenas había comenzado a vivir. Hoy, gracias a Dios y a los médicos, el nene está mejor.

En Intrusos en el espectáculo, la actriz habló de la salud del hermoso nene. “Muchas personas no saben que el cáncer es un camino largo, que lo estoy viviendo y que, gracias a Dios, mi hijo está bien y vamos a seguir bien, arrancó.

Soy una mujer de mucha fe, confió en que mi hijo va a estar bien y que lo voy a tener por muchos años, no existe otra posibilidad en mi cabeza”, expresó la también mama de Elías y de Vida.

Cuando a Noah hay que hacerle análisis, la semana anterior estoy un poco más tensa, porque es un poco volver a vivir todo lo que le pasó

LOS CINCO INTEGRANTES DE LA FAMILIA EN SU HOGAR CANADIENSE.

“No dudé de mi fe, siempre fui muy de fe. Pero si tuve enojo, me hice muchas preguntas… Pero mientras que transité todo lo que pasó, me aferré más. Cada tres meses tengo que ir a hacer un chequeo y ya voy confiada” remarcó la actriz.

No te miento, es feo ir porque paso por el mismo lugar, con los mismos doctores. Siempre la semana anterior, para la gente que lo pasa y que lo vive, estoy un poco más tensa, porque es un poco volver a vivir todo eso. Al principio los controles eran cada tres meses, ahora son cada seis”, contó sobre el presente de la salud de hijo, hoy de seis años

Al principio los controles de Noah eran cada tres meses, ahora son cada seis

“Ver a mi hijo crecer como lo está haciendo, sano y con energía, que corre, que juega al fútbol, que ya no quiero ni que duerma, es mi felicidad. A mi me encantan las mesas grandes, ahora no obvio, pero cuando Noah va al colegio enfrente de mi casa, siempre me vuelvo con diez chicos…”, compartió Luisana a pura sonrisa.

Comentarios