Luli Fernández contó las duras secuelas que tiene su hijo tras el robo: “Hay días que no puede dormir” – Revista Paparazzi

Luli Fernández contó las duras secuelas que tiene su hijo tras el robo: “Hay días que no puede dormir”

La modelo confesó que Indalecio sufre consecuencias del violento asalto que sufrió la familia en su casa.
TEVE
TEVE

Hace dos semanas, Luli Fernández sorprendió a todos con un video en su Instagram, en el que relataba que había sido víctima de un robo muy violento en su hogar. Con lágrimas, y todavía temblando, la modelo describió paso a paso lo aconteció en la morada que habitan con su marido y su hijo en Villa de Mayo. 

Claro que el sufrimiento de semejante atropello trajo consecuencias, nadie se recupera fácilmente de un suceso tan horrendo, en el que ultrajan tu intimidad y amenazan con armas a tu núcleo familiar. Fue una experiencia tan shockeante, que Fernández dejó de ir al programa de Alejandro Fantino en América TV. 

EN TRES OPORTUNIDADES EL LADRÓN ME DIJO QUE SE IBA A LLEVAR A MI HIJO

Ahora, la bella morocha habló de todo lo que vivió con Los ángeles de la mañana, donde describió las dolorosas secuelas que persiguen a su hijito Indalecio. “Lo increíble fue que en todo el tiempo que duró el robo, Indalecio no emitió sonido. Se quedó quietito... sólo se quejó un poco cuando me dicen que si no les doy las joyas se lo iban a llevar. Ahí Christian agarra al nene y dice 'no se llevan nada'... les juro que pensé que nos mataban”, relató.

Con mucha hidalguía, Luli siguió sumergiéndose en ese recuerdo espantoso y remarcó el trato vil que le destinaron a su pequeño. "Yo no me olvido más la mirada del tipo... es muy dura. En tres oportunidades me dijo que se iba a llevar al nene. Yo pensaba que él no se iba a dar cuenta de nada pero con sus 13 meses, sintió todo. Hay días en los que no puede dormir bien”, confesó. 

HABLÉ CON UN TERAPEUTA Y ME DIJO QUE LE EXPLICARA A INDA TODO CON MIS PALABRAS

En relación con la repercusión del hecho en su niño, Fernández dijo: “Los días posteriores fueron muy difíciles. Hablé con un terapeuta y me dijo que le explicara todo con mis palabras. Un día, mientras estaba jugando, le dije que los señores malos no iban a volver y él me miró y salió corriendo, como que no quería escuchar”.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig