Natalia Oreiro contó cómo lleva adelante la crianza que le da a su hijo Merlín Atahualpa: “El bien podría treparse a…” – Revista Paparazzi

Natalia Oreiro contó cómo lleva adelante la crianza que le da a su hijo Merlín Atahualpa: “El bien podría treparse a…”

La actriz uruguaya se considera afortunada de poder tener trabajo en medio de la pandemia y, al mismo tiempo, disfrutar de su rol de madre.
TEVE
TEVE

Durante una entrevista que brindó para LAM en el marco de la avant premiere de “Losi, el espía arrepentido”, Natalia Oreiro habló sobre todos los temas que el cronista de América le preguntó, y fue a mitad de la charla que la actriz dio detalles de cómo la llegada del coronavirus repercutió en su vida y en su rol de madre.

“¿Qué le dio la pandemia a la familia Mollo?”, indagó el periodista. A lo que la artista uruguaya detalló: “Puedo ir desde lo profundo a lo banal. Me quedo con darme cuenta de lo poco que uno necesita para ser feliz. Tener a sus seres queridos sanos, poderlos abrazar…”.

Y Natalia siguió: “El tema del abrazo es uno de los que más me movilizó porque soy una persona muy cariñosa con la gente que quiero y las que se me acercan a la calle. La sensación de no te me acerques me perturbó mucho. Todavía sigo con esa cosa”.

Desde un lado más reflexivo y de agradecimiento Oreiro continuó: “Sentirnos privilegiados, saber que tenemos un espacio con aire en donde mi hijo podía treparse a un árbol o jugar con sus perros; poder, como mamá, acompañarlo en el estudio intentado que no perdiera el aprendizaje y al mismo tiempo, tener trabajo”.

Luego de remarcar como positivo el haber podido compartir más cosas con su hijo Merlín Atahualpa Mollo, la actriz se mostró agradecida de poder tener al mismo tiempo la posibilidad de trabajar. “Esta serie se filmó en plena pandemia y éramos pocos los que teníamos la posibilidad de trabajar, así que también sentías el dolor de los compañeros que la estaban pasando mal”, manifestó.

"Saber que tenemos un espacio con aire y como mamá poder acompañar a mi hijo en el estudio y tener trabajo es ser privilegiada", reconoció Naty.

Afortunada en el trabajo y el amor, Oreiro fue una de las pocas figuras privilegiadas del ambiente ya que en lo que va de la llegada del coronavirus en ningún momento dejó de trabajar. Asimismo, pudo transitar todo este tiempo rodeada del afecto de su familia y seguir de cerca la crianza de su hijo de 10 años.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig