Olga Garaventa cuenta sus días sin Sandro: “Desde que se murió lo soñé dos veces” – Revista Paparazzi

Olga Garaventa cuenta sus días sin Sandro: “Desde que se murió lo soñé dos veces”

La viuda del mítico cantante dio un reportaje y aseguró que sus días son difíciles sin su amor.
TEVE
TEVE

El pasado 19 de agosto habría sido el cumpleaños de Sandro, el mítico Gitano. Todos los años, frente a su casa de Banfield, se juntaban miles de fanáticas para saludarlo y pasar horas con él. “Llegó a dejar entrar 700 mujeres en un solo día en nuestra casa para tomarse una foto”, dijo Olga Garaventa, quien fuera su mujer, en diálogo con Guillermo Andino y Pía Shaw, en América.

Pero esta vez, por la maldita pandemia, todo fue muy distinto: “No había nadie hace este año. Solamente una fan, que es legendaria, Luisa. El timbre no sonó y no la pude saludar. Llamó mucho la atención que no había nadie. Es un año atípico, también. Todos en su casa y está muy bien porque hay que cuidarse”, relató Olga.

-¿Qué pasaba cada 19 de agosto cuando estaba Sandro con vos, con vida, compartiendo tu casa? ¿Y qué pasó cuando él se fue físicamente?
-Era muy cómico. El 18 de agosto empezaba a decir, mira Olgita, no salgo porque no me siento bien. Le decía que haga lo que sienta porque era su cumpleaños. Al otro día, amanecía resplandeciente. Se vestía, se arreglaba. “Están las chicas en la puerta y no puedo dejarlas”, decía. Era un día muy emocionante para él porque se encontraba con sus chicas. Charlaba, las abrazaba y sacaba fotos. Ha llegado a atender 700 chicas. Era el día especial.

-Aun cuando su estado no era bueno, ¿él tenía esperanzas de vivir y el transplante?
-Creo que sí. Pienso que si llegó al trasplante fue porque tenía ganas de vivir, de seguir luchando y disfrutando de la vida. Pero, lamentablemente, el cuadro de él era muy grave. Se ha hecho todo, no quedó nada por hacer y no se pudo. 

"Un día vino Cristian Castro, empezó a caminar por dentro, y me dijo si no tenía interés de vender la casa y le dije que no", contó Olga.

-A 10 años de su fallecimiento, el quedarse en esa casa llena de recuerdos, ¿tuviste alguna aparición o sueño que sentiste que estaba Roberto?
-Desde que partió sólo soñé dos veces con él. Lo vi en una Avenida, que creo que era Avenida Saenz, en Pompeya. Yo iba cruzando con Pablo de la mano y cuando me acercaba empezaba a desaparecer. El quería mucho a mis nietas y siempre me preguntaba porque la nena más chica, que tenía casi 3 años, a veces no lo saludaba y él se enojaba con la criatura. Me decía, “¿sabés por qué la quiero?” Es guerrera. Me decía cómo si estuviera presente que pensaba en Valentina. Lo soñé de unos 40 años, divino y elegante. 

-En la casa donde estás se dijo que Cristian Castro la quiso comprar. Hubieron fotos que se conoció por dentro y que Sandro te hizo firmar para que te la quedaras. 
-Nunca dije de venderla. Vino Cristian, empezó a caminar por dentro, y me dijo si no tenía interés y le dije que no. Nunca pensé ni remotamente. Lo del museo se me había cruzado a mi. Un comentario fugaz. Pero para eso se abrió el castillo en Pavón y se ha puesto un bar temático y centro cultural. Nadie me ofreció ningún dinero. Esto no se puede tirar abajo. 

LA SERIE DE SANDRO DESATO MUCHAS POLEMICAS.

-Y cuándo se dijo que era difícil mantener la casa por la situación económica…
-No, el comentario que hice es que es cara en impuestos y todo eso. Jamás manifesté la parte económica. A veces las cosas se interpretan mal. 

-Los derechos del legado que dejó el Gitano, las películas y parte musical, ¿es todo tuyo?
-Las películas no. Las tiene el señor Crespo. Solamente la de Susana Giménez es mía, como la música.

-El coleccionaba campanitas por su mamá. ¿Siguen estando?
-Sí, las tengo. El tenía campanitas y creo que alguna se la ha traído del cumpleaños de Mirtha Legrand. Las otras se las regalaron sus fans. Pero cada vez qué hay que limpiar yo me acuerdo de Robertito Sánchez, para que tantas de distintos sonidos. 

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig