Polémicas y escandalosas declaraciones de Rodrigo Lussich: «Cuando escucho a los Leuco puedo llegar a vomitar» – Revista Paparazzi

Polémicas y escandalosas declaraciones de Rodrigo Lussich: "Cuando escucho a los Leuco puedo llegar a vomitar"

En una entrevista que le hicieron en la radio Futurock, el conductor de los Escandalones criticó con dureza a otros periodistas: "Los Leuco, Majul y Feinmann, gente tan horrible que resulta fascinante".
TEVE
TEVE

Acostumbrado como pocos a los cruces con colegas y con famosos de todo tipo de calibre, Rodrigo Lussich subió un "escandalón" en el blanco de sus palabras y no opinó de otros periodistas vinculados al chimento o a la información farandulera. Esta vez, a diferencia de otras, el picante, divertido y ascendente panelista de Intrusos apuntó al corazón de los analistas políticos y sorprendió con algunas declaraciones muy polémicas. Por ejemplo, dijo que cuando escucha a "Los Leuco", Diego o Alfredo, lo que siente son "ganas de vomitar". ¡Fuerte!

Lussich, que todos los sábados conduce "El show de los escandalones" -el término que se le volvió una marca registrada de su laburo- y en breve protagonizará su propio show de streaming, habló con el programa "Ahora dicen" que Flor Halfon y Nico Fiorentino lideran junto a su equipo en la radio "Futurock". Allí, distendido y locuaz, el periodista enfrentó todos los temas y lanzó filosos dardos contra sus compañeros de rubro.

En principio, fue bastante autocrítico con el género al que se dedica. "El chimento es border. Es super frívolo. En general hablamos de cosas que no le interesan a nadie. Es algo que discuto con mis colegas y que me llevó a tener peleas con ellos, porque yo no creo que sea un rubro que haya que hacer con rigurosidad periodísitca, y muchos lo tratan de hacer de esa forma. Creo que cometen un error. Por ejemplo, algunos tratan de explicar con seriedad que Vicky Xipolitakis debe las expensas. No hay manera..." señaló.

"No todos los streamings funcionan bien. Alexander Canigia, por ejemplo, hizo uno y vendió 40 entradas"

"Mirá, si Vicky no las debe en algún momento las va a deber. Es como los embarazos. Cuando das a conocer uno las famosas se indignan, dicen "no, por qué me hacen esto, mi familia se ilusiona y tengo que explicarles, no estoy embarazada"... Pero por favor, no rompas las bolas: en algún momento vas a quedar y listo" agregó, divertido.

Después fue bastante irónico al hablar de cierto "ninguneo" que sufren los periodistas chimenteros: "Está bien que piensen que porque hacemos chimentos somos pelotudos, pero tampoco es para tanto. Cuando se apaga esa camarita tenemos una vida y tratamos de pensar y reflexionar, y uno busca leer o escuchar a periodistas y a gente con la que se identifica. En general sigo a gente afín, pero reconozco que a veces caigo en la tentación de ver al enemigo y quedarme ahí como imantado, y hasta desde un lugar de guerra".

"Yo arranqué como movilero de Radio 10. Pero no la Radio de 10 de ahora, sino de la Radio 10 de Hadad, que se hizo líder de audiencia. Fue un gran aprendizaje, una escuela, no despotrico..."

Fue entonces que los conductores le preguntaron cuáles eran esos periodistas con los que no congenia pero escucha a pesar de que le "hacen mal". "A los Leuco. Con los Leuco puedo llegar a vomitar. Y después volver a comer y ponerme los dedos en la garganta y volver a vomitar. Es lo que yo llamo la extraña fascinación del horror. Cosa o personas tan feas que son fascinantes. Leuco, Majul, Feinmann... son gente tan horrible que es fascinante" contestó sin dudar.

Después, recordó que "Yo arranqué como movilero de Radio 10 en la época de Hadad, cuando la radio se puso primera en audiencia. Fue una gran escuela, aprendí mucho, me dio oficio, no despotrico, pero el mensaje era muy fuerte y terminé re limado. Por eso me dediqué al chimento, je... Fue como cuando te drogaste muchos años, salís de la clínica de rehabilitación y te abrís un kiosko".

"Hay un fenómeno que yo llamo "la fascinación del horror". Cosas o personas tan feas que no podés dejar de ver precisamente por eso. Leuco, Majul, Feinmann... es gente tan horrible que resulta fascinante".

Sin perder el tono polémico, contó un chisme vinculado con la farándula. "Alex Caniggia hizo un streaming y vendió 40 entradas. Nosotros estamos un poco mejor. Este es un año de mierda pero yo tengo un montón de trabajo. Igual, te lleva el covid y se va todo a la mierda" manifestó.

¿Es un escándalo? ¡Es un escandalón!

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig