Silvina Luna: “Hace más de un año que no tengo sexo” – Revista Paparazzi

Silvina Luna: “Hace más de un año que no tengo sexo”

TEVE
TEVE

Cuando llega diciembre comienza la etapa de los balances. De empezar a poner todo sobre la mesa para sacar conclusiones y reflexionar, si es necesario, sobre la importancia de la autocrítica. Le queda poco a 2019, y Silvina Luna se prepara para despedir un año de sensaciones encontradas, de contrapuntos emocionales que fueron producto, básicamente, de asuntos que tienen que ver con sus sentimientos.

La modelo jamás pudo encontrar un equilibrio en el terreno del amor y va advirtiendo que el tiempo pasa y, por una razón u otra, no consigue estabilizarse al lado de un hombre. Bella, famosa y con deseos de hallar su alma gemela, Silvina busca relajarse y mirar el futuro con la esperanza de finalmente construir una relación basada en el respeto y en la confianza.

Desde que se separó del Polaco, luego de un vínculo híper mediatizado que finalmente derivó en un adiós con declaraciones cruzadas, ya no volvió a mostrarse públicamente en pareja y se refugió decididamente en su entorno afectivo más cercano para sobrellevar el duelo. Este grupo está compuesto por su familia y por sus amigos, los mismos que también la apuntalaron espiritualmente cuando se dio su enfrentamiento con Moria Casán, al cabo de su intempestiva desvinculación de Incorrectas, el programa de América en el que estaba participando como panelista.

Mirando hacia atrás, Silvina pretende recargar pilas y soñar con un 2020 más positivo, o por lo menos con una energía diferente. En su afán de encararlo renovada, la rosarina partió de vacaciones con un grupo de amigas, detrás del propósito común de descansar rodeadas de una escenografía cautivante. El destino turístico elegido por el grupo fue una isla del Caribe de habla francesa llamada Saint Barth, donde, por supuesto, impactan los paisajes con montañas, aguas cristalinas y arenas blancas.

Obviamente, Luna y sus compañeras de excursión no se perdieron una sola jornada de distensión, bronceando sus cuerpos frente al mar o directamente recorriéndolo a bordo de los diversos yates que amarran a lo largo de la costa. Utilizando las embarcaciones pudieron tener acceso a zonas alejadas de la orilla y conocer así más en profundidad la geografía de Saint Barth, que por cierto deslumbra desde cualquier perspectiva.

Las temperaturas cálidas, típicas de la región, obviamente ayudaron para que Silvina y su gente pudieran sacarle todo el jugo posible, con extensas tardes recreativas, tragos frutales y chapuzones continuos. Se aproximan las fiestas y nada mejor que replantearse lo hecho durante los últimos doce meses, para no perder la objetividad y tratar de reconocer errores y afianzar virtudes.

El amor formal le viene siendo esquivo y en el trabajo también tuvo que vivir un mal momento. Silvina ya no piensa en el pasado. Mira para adelante, imaginando un 2020 más grato laboralmente y con su corazón feliz por la llegada de un amor que acelere sus pulsaciones.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig