in

Sol Pérez reveló los severos problemas de salud que padeció en la adolescencia: “Estuve complicada. Iba al colegio y me desmayaba”

La conductora recordó la época en que sufrió trastornos alimenticios.

Sol Pérez (26) tiene uno de los físicos más llamativos de la farándula argentina. Dueña de unas curvas impactantes, la exchica del clima reveló que no siempre disfrutó de su silueta.

“Estuve complicada y no quiero que le pase a otras personas”, admitió durante una entrevista. Sus declaraciones evidenciaron su obsesión por perseguir el cuerpo perfecto.

SOL TIENE MALA RELACION CON ROMINA MALASPINA.

“Yo quería ser una chica fitness y comía un yogurt, entrenaba todo el día y  estaba muy flaca. Iba al colegio y me desmayaba. Casi me inyectan hierro por no comer”, recordó Sol Pérez.

“Por todo eso que me tocó vivir, trato de inculcar que cualquier cuerpo tiene que ser saludable y sano“, dijo Sol.

“Mi papá se quedaba a mi lado hasta que terminaba el plato de comida y yo hacía arcadas por tener el estómago cerrado”, sumó a contra mano de Romina Malaspina.

SOL DECIDE DAR BUENOS EJEMPLOS.

“Fue un momento duro para mis padres y mis hermanos. Por todo eso que me tocó vivir, trato de inculcar que cualquier cuerpo tiene que ser saludable y sano”, siguió.

Hoy, lejos de aquella época, Sol alcanzó la figura que le gusta y se siente saludable. Su lomazo y sensualidad la colocaron entre las chicas más sexies del mundo del espectáculo. Aunque se realizó algunos retoques quirúrgicos, no depositó todo en su figura, se preparó y logró posicionarse en la tele.

Mientras conduce Noticias de 20 a 22 en Canal 26 fue comparada con Romina Malaspina, la ex Gran Hermano que también está al frente de un informativo en la misma señal, y que fue señalada por usar un top transparente, Pérez se diferenció.

SOL QUIERE SER UNA CHICA FITNESS PERO DANDO BUEN EJEMPLO.

“No me encasillo, no creo en eso de que tenés que formar una imagen tal para poder desarrollarte. Si tu trabajo te respalda, podés ser versátil y hacer distintas cosas”, expresó.

“También es verdad que fui adaptándome. Como ahora, que estoy frente al noticiero. No hubo un día en que haya ido con top y una pollera”.

“Sí hay que respetar el lugar de trabajo, no voy al noticiero como voy a la Revista”, aseguró la rubia. “Siempre me van a criticar por tener curvas y por ser sensual, pero siempre voy a ser yo, no voy a cambiar eso”, dijo.

“También es verdad que fui adaptándome. Como ahora, que estoy frente al noticiero. No hubo un día en que haya ido con top y una pollera”, añadió. “Hay que respetar al televidente. Hay que saber cómo estar frente a un programa, en especial si se trata de un horario familiar”, concluyó.

Comentarios