Verónica Ojeda habló sobre su conflictivo encuentro con Maradona: “Estaba quebrado, llorando, lo vi mal” – Revista Paparazzi

Verónica Ojeda habló sobre su conflictivo encuentro con Maradona: “Estaba quebrado, llorando, lo vi mal”

La expareja del D.T. contó en Intrusos cómo fueron sus dos últimas reuniones y reconoció que lo vieron mal.
TEVE
TEVE

Tras la denuncia de Dalma y Gianinna sobre una supuesta manipulación de la que Diego Maradona sería víctima, Verónica Ojeda contó detalles de sus dos últimos y conflictivos encuentros y reconoció que lo vio mal.

El mismo día en que Dalma denunció en Twitter que el entorno de Diego había cambio el número de teléfono y ya no podía comunicarse con su padre, Verónica reconoció que alguien la llamó para pasarle el nuevo número de contacto.

"Tuve una llamada desconocida y me dio el nuevo teléfono de Diego, el de Buenos Aires, nunca voy a decir quién me lo dio porque se lo prometí a la persona que me lo dio. El último que tenía era el de México. Lo llamé y me atendió Diego. Él directamente. Se quedó sorprendido. Le dije que Dieguito quería hablar con él. Me preguntó cómo estaba. Yo quería hablar con él porque no sabía cómo estaba de salud. Sé cuando está bien o mal, estuvimos 9 años juntos y lo conozco", realtó Ojeda.

Y continuó: "Eso fue en la semana, un miércoles, y habíamos combinado con Diego que el sábado al mediodía lo llevaba a Dieguito a su casa. Arreglamos el día y la hora. Que era a las 12 del mediodía".

Diego y Verónica habían pautado dos encuentros, uno la semana previa al Día del Padre y el otro ese día. "Tenía versiones de que Diego estaba muy mal, que necesitaba ayuda, es el padre de mi hijo y quería saber si estaba bien. Después de que me fui de México lo vi dos veces más y nunca más”, explicó.

EL ENTORNO DE DIEGO MARADONA: ENTRE ELLOS CHARLY, HOMBRE QUE LE HABRÍA PROHIBIDO A VERÓNICA Y A DIEGUITO VERLO EL DÍA DEL PADRE.

Luego, Verónica contó cómo fueron esos encuentros. "Cuando llego me dice la seguridad que no me podía atender. Yo le dije que tenía pactado esto y que estaba con el nene ahí. Era al mediodía, le dije que estaba esperando a su hijo. Me dijo que yo no podía ingresar pese a que lo tenía pactado”, contó.

“Llamaron a la seguridad del barrio, mi nene estaba dentro de la camioneta, quería ver a su papá y me agarró un ataque. En ese momento no me dejaron entrar hasta el señor de seguridad del barrio donde me dijo que no me preocupe, que tenía hijas de mi misma edad y que si le hacían eso los mataba, me dijo que él me iba a traer a Diego ahí. Yo le dije que no me quería mover de ahí hasta verlo a Diego", continuó.

"Un hombre de seguridad se metió hasta la casa y llamó a Diego, él no sabía nada que estábamos ahí. Diego estaba quebrado, llorando, aburrido, lo vi mal. Lo entré a la camioneta, Dieguito lo abrazó, ahí rompieron la cuarentena, se abrazaron fuerte. Diego se puso a llorar, el nene le preguntó si estaba vivo. A Diego se le llenó los ojos de lágrimas, se abrazaron, el nene se puso a llorar de una manera terrible, fue muy emotivo y triste a la vez. Vi a mi hijo consolar a su papá, fue muy fuerte”, contó.

Con respecto al Día del Padre, Ojeda confesó que no los dejaron ingresar. "Habíamos pautado que lo vea. Salí de mi casa temprano, con el nene durmiendo, llegué al barrio, tenía acceso al barrio, me lo habían dado, llevamos regalos para Diego, la idea era estar una hora, fuimos temprano para eso. Llamé al asistente, al de seguridad sale a los 15 minutos y me dice que estaba dormido”, contó.

Por último, la mujer reconoció que le dijeron que no podía verlo porque estaba con resaca. “Le dije que nos deje pasar para que el nene los despierte con los regalos. Me dijo que no, que Charly no lo dejaba. Yo le dije que quién era Charly. Me empecé a enojar. Y ahí me dijo que la noche anterior se fueron a dormir tarde y con unas copas de más", explicó.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig