Viviana Saccone: “No uso Tinder, los chicos me invitan a salir por…” – Revista Paparazzi

Viviana Saccone: “No uso Tinder, los chicos me invitan a salir por...”

La actriz de Separadas y Por el nombre del padre comparte, en voz alta, cómo vive el amor después de los cincuenta. Frontal y con las ideas claras, no descarta volver a apostar por el afecto de un hombre más joven, o a la inversa.
TEVE
TEVE

Mujer de belleza indiscutida y sensualidad a la vista, Viviana Saccone (51) es una de las morochas más imponentes no sólo por su estampa sino por la ductilidad a la hora de lo artístico. Integrante de Separadas, en las noches de El Trece, también se luce en un delicioso dueto en la comedia Por el nombre del padre, junto con Pepe Cibrián, en el Teatro Picadilly, de jueves a domingos.

Plantada, la mamá de dos adolescentes invita a la reflexión: “Tengo una frase de cabecera: soy feliz porque lo decido. Y eso tiene que ver con la mirada que uno decide poner ante las cosas. Eso no significa no tener momentos bajón ni en los que uno está muy triste, pero siempre elegí mirar el vaso medio lleno y tratar de hacer las cosas placenteras. Todo es más lindo cuando uno se divierte".

"Me gusta pasarla bien, si no, no tiene sentido, sobre todo a una determinada edad. Hay cosas que uno tiene que hacer por obligación pero le podés encontrar la vuelta para que todo sea más lindo, es uno de mis secretos de vida. Hay un momento en el que te das cuenta de que, de verdad, sos el creador de tu destino, así lo vivo. Una de las cosas que más valoro del vínculo con mis hijas es el diálogo abierto y frontal que tenemos respecto de todos los temas, algo a lo que no estoy acostumbrada. Y hay que estar preparado cuando uno propone hablar de algo…”, completa.

–Revolucionaste las noticias con tu rutina de ejercicios físicos…
–Mi profesor @profenico me arma la rutina con videos que me manda por WhatsApp para que haga en mis tiempos libres, y cuando podemos combinamos para ir juntos al gimnasio. Lo importante es todos los días, o por lo menos cinco veces a la semana, cumplir y no matarme. Pocas veces llego a hacer una hora de ejercicios… hay días que sólo tengo quince minutos para dedicarle, y todos esos ratitos suman. Trabajo todo el cuerpo: brazos, abdominales, piernas… Tenía un médico que decía que caminar veinte minutos por día te bajaba energía colocada en la cabeza al diafragma, que era donde tenía que estar. Y ejercitarse tiene que ver con eso. Te calma un poquitito toda la locura mental del estrés que significa el día a día. Uno ve los beneficios, más allá de mantener tu peso. Lo hago porque tengo mucha actividad laboral y quiero estar presente en la vida de mis hijas adolescentes, y el ejercicio me da mucha energía, me mantiene más vital y, a la vez, me permite descansar mejor.

–Ayuda al rendimiento general.
–Rindo mucho más que en el día a día. Y como te estás cuidando, empezás a comer más sano y se da un ciclo que es bárbaro. Si bien soy una mujer que le gusta estar presente en el aquí y ahora, en este caso me gusta pensar en el mañana, en cómo quiero crecer y estar a los ochenta. Si pensás sólo en lo estético, hay algo que falla y no termina de cumplirse el objetivo final. En lo estético, el doctor Fernando Felice también influye porque cuido mucho mi piel, me quito el maquillaje y me pongo cremas. Pero lo principal es lo saludable. Uno se ve bien cuando es saludable. Lo que uno refleja es lo que lo hace más o menos atractivo. Además, medito…

–¿Meditar te acompaña en el día a día?
–¡Me encanta! No se necesita mucho tiempo ni grandes técnicas. Es poder tomarse diez minutitos al día, y con eso es suficiente. Hacerlo con música o como a cada uno le guste, generarse pequeños ratitos de placer, que es una meditación más activa pero que, por ahí, también ayuda. Cuando uno está bien con uno mismo, empieza a estar bien con los demás. Creo que si cambiás la mirada, una cambia y cambia el entorno.

–Hace dos años que estás soltera, ¿cómo vivís el amor en la actualidad?
–¡No tengo pareja y no estoy enamorada! Y lo vivo de una manera absolutamente relajada y feliz, pero ojalá aparezca la persona. Estoy en una etapa de goce absoluto conmigo, con la vida que tengo, con los vínculos, y tengo amigos a los que amo y me aman con los cuales comparto momentos maravillosos. Por supuesto, estoy abierta a conocer gente… Salgo a comer y disfruto mucho de ese momento. Pero no tengo la ansiedad del amor, lo que no impide que me gustaría mucho poder enamorarme. Pero en tanto y en cuanto eso no me ocurra, tampoco lo fuerzo. Tuve parejas largas y ahora estoy bien así. Muchas veces, siendo más joven, me ganó más el deseo de estar en pareja que el hecho de que haya sido un verdadero amor. Y ya, a esta altura, no me interesa que nadie ocupe un lugar si no me provoca algo muy mágico.

–Tu último novio fue un hombre veinticinco años menor. ¿Volverías a apostar a una pareja más joven o a la inversa?
–Para mí la diferencia de edad sigue sin ser un parámetro. Cuando pegás onda con alguien, pegás onda… Me importan otras cosas, siempre hablando de gente adulta, claro. Volvería a estar con alguien más joven o con quien sea más grande que yo, si me atrae.

–¿Intentan conquistarte por redes sociales?
–Por Instagram me llegan muchísimos mensajes, y los leo. No uso Tinder por la cantidad de mensajes que tengo por ahí. Hombres me mandan sus teléfonos, me invitan a salir. Igual, les quiero decir a todas esas personas que si tienen perfiles privados, a ninguno le voy a aceptar una salida. Si me invitás por Instagram, mínimo tené un perfil abierto para que pueda chequear quién sos. Hubo un caso que pasó el casting pero no puedo contar más… Sí decirte que fue muy lindo, una hermosa experiencia.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig