Donato de Santis y la increíble historia de amor con su esposa, Micaela Paglayán: cómo se conocieron – Revista Paparazzi

Donato de Santis y la increíble historia de amor con su esposa, Micaela Paglayán: cómo se conocieron

El jurado más divertido de Masterchef Celebrity lleva dos décadas al lado de Micaela Paglayan, con quien tienen dos hijas. ¿Quién es ella?
ROMANCES
ROMANCES

Hay destinos que parecen escritos. ¿Cuántas chances había de que un muchacho nacido en la Lombardía italiana y que había vivido un tiempo en Miami viniera a la Argentina y se enamorara de una mujer de raíces armenias que un día lo vio en la tele, se enganchó, lo siguió mirando y de repente le gustó tanto que se animó a hacer algo que nunca había hecho, le mandó una cartita y lo conquistó? Muy pocas posibilidades, por no decir casi ninguna. Sin embargo, la pluma del mejor guionista de la vida se burló de los obstáculos, los sorteó uno por uno y los puso frente a frente: Donato de Santis, el jurado más divertido y compinche de Masterchef, hace 20 años que vive con Marcela Paglayan. Su esposa, la madre de sus hijos, su socia. Una mujer que vale la pena conocer.

Donato estaba recién arribado a la Argentina cuando tuvo una de las primeras chances de mostrarse en la tele. En el Canal Gourmet champurreaba su italiano fluido con un español más duro que milanesa de bofe. Micaela, por su parte, soñaba con recibirse de diseñadora textil, una rama de la industria en la que toda su familia, como muchas familias armenias, se había involucrado. No estaba en su planes casarse, pero sí aprender algo de cocina.

Una tarde, mirando la tele, algo le llamó la atención de ese milanés, y su zapping se frenó en su receta. La hizo, le salió bien y se volvió fanática. A las dos semanas le estaba contando a sus amigas que no podía dejar de mirar a ese muchacho. Había empezado a sentir algo. Donato no sabía nada. Se enteró que tenía una admiradora cuando recibió la cartita que ella le había escrito y le había mandado con un regalo y un poco de perfume. "¿Ma questo quí é, e per me?" preguntó Donato cuando vio el paquetito. Traducido: "¿En serio es para mí?".

SEGUN PASAN LOS AÑOS. DONATO Y MICAELA CUANDO SE CONOCIERON, A LOS 10 AÑOS DE RELACION, Y AL LLEGAR A LAS0 DOS DECADAS JUNTOS.

Al fondo de la cartita había un teléfono. Un número al que Donato llamó para tomar, de una vez, la iniciativa. Que se lo "levantaran" le gustó, pero su sangre tana lo llamaba a dar no uno sino dos pasos al frente. Y ahí fue, le metió con todo. La invitó a salir. Salieron. A los pocos días ella se fue de vacaciones con las amigas. Al regreso se reencontraron, y fue definitivo.

Hoy, Donato y Micaela son marido y mujer, socios en la empresa gastronómica que capitanean juntos (y que da trabajo a 62 empleados que sostuvieron como pudieron durante la pandemia), papá y mamá de Raffaella -de 18 años- y de Francesca, de 16, los dos practican el budismo -aunque él es mucho más fanático que ella- y compañeros de vida tanto en las buenas como en las malas.

Donato estaba haciendo sus primeras armas en la televisión argentina. Micaela lo vio un día, dos, tres... Se volvió tan fanática que un día le mandó una carta al canal con una declaración y su teléfono. El llamó, y 20 años después siguen juntos.

"Cuidado, que no todo en nuestros 20 años es color de rosa. Los dos somos personas de una personalidad muy fuerte" le contó ella, hace un tiempo, a la revista Noticias. "A Donato lo ven dócil, ameno, agradable, simpático y divertido... y es verdad que es así, pero también es una locomotora y una bomba que cuando explota, agarrate. Y yo soy una mujer de armas tomar, indudablemente. Tampoco me guardo nada. Nuestros choques son fuertes pero evidentemente nos sirven mucho".

Micaela nunca hizo terapia, aunque no descarta que alguna vez apoye su espalda en el respaldo de un diván. Dice que lo mejor que tiene es, muchas veces, lo que mas problemas le causa. "Soy cero hipócrita. Digo siempre lo que pienso y no tengo vueltas para hablar. Soy muy honesta. Por eso puedo caer mal algunas veces" reconoció.

DONATO, MICAELA Y SUS HIJAS RAFFAELLA Y FRANCESCA EN UNA COLORIDA PRODUCCION PARA GENTE.

A la morocha le gusta hablar de su físico. "He transcurrido la vida. Tuve dos hijas, fui una emprendedora, tengo celulitis, un marca en el entrecejo. Y no me preocupo, los llevo con orgullos porque son las marcas de que algo hice. Y estoy orgullosa de todo eso que hice" contó esta diseñadora textil que piensa volver al ruedo si su hija menor se pone a estudiar alguna carrera vinculada con eso. "Una vez por semana pongo la máquina de coser sobre la mesa y hago algo" contó.

"Donato dice que hasta las 11 soy insoportable, y tengo que reconocer que es verdad. La primera mañana no es el horario que más me favorece". A Donato no lo favorece. El espera. Tiene el resto del día para difrutarla, enojarse, admirarla, quererla, discutirle, enchincharse y cocinarle. Como buen chef, uno de los mejores del país (y de Europa) sabe encontrarle el punto justo a la vida.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig