in

¡Exclusivo! Las fotos que confirman la reconciliación de Laurita Fernández y Nicolás Cabré: muy cómplices en el súper…

Desde el pasado fin de semana que se habla de tema, pero Paparazzi logró imágenes que nadie vio de la parejita del momento.

No está muy claro si quiere ser cautelosa o quiere jugar al misterio. Lo cierto es que si una imagen vale más que mil palabras, ¿cuántas palabras valen más imágenes? Un poco rebuscado, es cierto, pero Laurita Fernández (29) no podrá hacerse más la desentendida. No después de la cantidad de imágenes nuevas que aparecieron y confirman la reconciliación de la bailarina con el actor Nicolás Cabré (40).

En plena cuarentena social, preventiva y obligatoria para prevenir el contagio masivo de Covid–19, la pareja -que se encontraba conviviendo en la casa que el actor tiene en un barrio privado en Pilar- se separó.

EL FIN DE SEMANA, POR PAGAR EN LA ZONA DE PILAR.

Una fuerte crisis se desató y no pudieron sortearla. Ella armó sus valijas y volvió a su departamento de soltera. Desde allí les contó a sus seguidores de Instagram que se sentía triste y se aferró a todo lo que le hace bien: bailar, tocar el piano y charlar con sus amigos.

Pero con la vuelta al trabajo en la coconducción del Cantando 2020, llegó también otra alegría: la reconciliación con el hombre que ama.

Durante el fin de semana del 8 de agosto, Laurita y Nicolás fueron captados mientras caminaban juntos por las callecitas de barrio. Al darse cuenta que estaban siendo fotografiados entraron raudamente a la casa del actor. En la pista del Cantando, Laura se hizo la desentendida cuando Gladys, la bomba tucumana, le preguntó si estaba sola. “Si, ¿y vos?”, le respondió para salir del paso.

LOS CHICOS PARECEN QUE NO SE PUEDEN SEPARAR DE NUEVO. ESTA TOMA ES DE HACE UN TIEMPO.

Pero las nuevas imágenes que Paparazzi muestra ahora en exclusiva demuestran que la reconciliación es un hecho. La bailarina y el actor fueron captados mientras caminaban muy cómplices en el supermercado.

Sin reparar en las miradas curiosas, parece que compraron todo lo necesario para cocinar y pasar tiempo juntos. Así, las imágenes demuestran que el encuentro duró algo más que un ratito y que incluyó planes de comida en pareja.

ASI ES LA CASA QUE VAN A ARREGLAR LAURITA Y CABRE

Pocos meses atrás, cuando la separación de Laurita Fernández y Nicolás Cabré parecía no tener retorno, la duda se dirigió a lo monetario. Con el vínculo sentimental cerrado, faltaba definir qué harían con la propiedad que compraron en el glamoroso barrio cerrado Haras Del Pilar La Pradera, en el norte del conurbano.

La casona era parte de un proyecto que incluía casamiento, hijos y una familia ensamblada con Rufina, la hija que el actor tiene con la China Suárez. La habían elegido poco antes de irse de temporada a Mar del Plata y hasta habían llegado a escriturarla con el cincuenta por ciento para cada uno. Estaba valuada en 350.000 dólares pero la pagaron diez mil menos a consecuencia de una negociación.

El verano encontró a la por entonces pareja haciendo teatro en Mar Del Plata y, al regreso de la temporada, empezaron la planificación prevista: remodelarla, a su gusto y consideración.

Laurita y Nicolás soñaban con ambientes abiertos para que estén siempre comunicados y a la vista uno del otro, con amplios vestidores . “Y no sólo por ella sino porque él también tiene ropa en cantidad”, dijo alguien que los conoce. Pero más allá de las diferencias que se instalaron entre ellos, la cuarentena frenó la remodelación de las habitaciones gigantes que querían para ellos y la niña.

La obra quedó varada por el Covid 19 pero los ex novios no la pusieron en venta. Por el contrario y a pesar del distanciamiento entre ellos, decidieron mantener el capital y mantenerlo, mientras tanto. Mes a mes, pagan cerca de 19.000 pesos de expensas y procuran mantener lo que supieron lograr juntos.  

LAURITA Y NICO EN EL SUPER DE LA ZONA DE PILAR.

Y ese es el gran motivo por el que el último fin de semana, ya con las aguas más calmas entre ellos y una muy posible reconciliación, que volvieron a verse y se los vio camino por el lujoso predio.

La conductora del Cantando 2020 y el galán se acercaron hasta el lugar -él tiene una casa en el mismo barrio privado– con el fin de limpiar y mantener la propieda. La “repasadita” también habría alcanzado a la relación.

A la obra, que todavía le falta bastante para ser terminada y aguarda una decisión sobre una posible segunda vuelta para la pareja, le hicieron trabajos juntos: bordadora en mano, Cabré se encargó de cortar el pasto, y la bailarina de limpiar, mientras aprovecharon para charlar y limar asperezas.

Quizá en los próximos meses, cuando la remodelación se haya podido terminar, los encuentre viviendo bajo el mismo techo y disfrutando de un hogar acompañado por un imponente marco de naturaleza y lejos del bullicio de la ciudad.

Comentarios