in

Mica Viciconte le cortó nuevamente el pelo a Poroto Cubero y mostró el resultado: “Cada día mejoro más”

Con las peluquerías cerradas y las mechas creciendo, la rubia puso manos a la obra en la cabeza de su pareja. ¿Le quedó lindo?

Algunos dicen que la cuarentena “le vino al pelo” a Mica Viciconte y a Fabián Cubero. Desde los primeros días de aislamiento se transformaron en una de las parejas más activas del encierro: desafíos, bromas virales y vivos de Insta los volvieron los grandes protagonistas faranduleros de este largo período transcurrido entre cuatro paredes.

Para demostrar que la relación se fue consolidando en estos tres meses -cuando muchas historias de amor se rompieron en el mismo tiempo-, ella afrontó un “riesgoso desafío” en las últimas horas. Y subió el resultado a sus redes sociales. Mica tomó valor y le cortó el pelo a Poroto. Con las peluquerías cerradas por la pandemia, nada mejor que una solución casera.

Como cuando participaba en Combate y tenía que enfrentar exigentes juegos donde medía fuerzas con rivales tan entrenadas como ella (Flor Vigna era su máxima enemiga, y disputaban una especie de clásico), Mica hizo tripas corazón, agarró la tijera y la maquinita y sentó a su novio al sillón, de frente a un espejo.

Cubero se entregó mansito a las habilidades de su chica. En ningún momento escobozo una crítica. Más bien todo lo contrario: alentó a Mica a completar una faena aceptable, y dejó que ella tocara y acondicionara una barba que también había crecido y se había puestobastante entrencana con el correr de los días.

Detallista y bastante paciente, Mica fue cortando poco a poco y una vez que completó su trabajo lo presentó por la misma vía; sus historias de Instagram. “Cada día mejoro más cortando” concluyó, recibiendo el avaal y el reconocimiento de sus fanáticos, que se cuentan de a miles.

Cubero también se mostró satisfecho con su “nuevo look”, aunque a él siempre se lo nota un poco más calmo y medido en sus afirmaciones. Una sonrisa, una guiñada de ojos y un agradecimiento resumieron el estado de ánimo del ex futbolista, que arrancó la cuarentena con una mala noticia: debió postergar su partido de despedida, que no se sabe si algún día, finalmente, se realizará.

Durante la cuarentena, eso sí, Cubero y Mica no pudieron evitar algo que también se les hizo costumbre: discutir, pelearse y envolverse en entreveros con Nicole Neumann, ex del muchacho y madre de sus tres hijas.

¿Le quedó bien?

ASI ESTABA, ASI QUEDO. ¿VOT SI O VOT NO AL “NUEVO POROTO”?

Comentarios