in

Natalia Oreiro presentó a su perro y habló de sus manías con las redes: “Soy flogger”

La actriz y cantante se decidió, llegó a las redes ¡y sus fans se lo agradecen!

Algunos romances de la farándula dan que hablar. Y cuando se conoció la noticia del que estaban viviendo Natalia Oreiro (43) y Ricardo Mollo (63), muchos especularon con que se trataría de un fugaz affaire. Para muchos la diferencia de edad y los diferentes mundos de los que venían  complotarían contra ellos. Sin embargo, ellos y el tiempo demostraron lo contrario…

Y fue en el programa Por el mundo en casa, donde la actriz y cantante uruguaya habló de su relación con el líder de Divididos y de Merlín Atahualpa, el hijo que tuvieron juntos. Después de un breve repaso en imágenes y en declaraciones de amigos de la pareja, Natalia habló de su vínculo de amor profundo.

Fue una amiga de ella quien recordó como se conocieron. “Ella estaba haciendo un grupo de yoga en la casa y todos llevaban uno más para integrarse al grupo. Y un amigo llevo a Ricardo. Y apareció Ricardo en la casa de ella”, recordó.

“Ata tiene sus perros, su gato. Disfruta de cosas muy simples y me emociona”, dijo sobre su hijo.

“Ella es la persona menos prejuiciosa y Ricardo también es la persona menos prejuiciosa que existe. Y se animaron a conocerse”, reflexionó otra amiga. “Ricardo es muy tranquilo, le habla mucho. Natalia es muy (hace un gesto de exaltación)”, intervino Adriana, la hermana mayor de Nati.

Entonces se escuchó la voz de la protagonista. “Somos mucho más parecidos de lo que la gente cree”, decía Natalia hace unos años. “No sé, cuando vos te enamorás de una persona no te fijás si esa persona es igual a vos. Supongo que tienen que haber muchos puntos en común para que uno se reconozca en la mirada del otro”, agregaba.

“¡Qué historia de amor tan linda!”, reflexionó Marley, el conductor del ciclo. “Nos llevamos muy bien, nos hicimos muy amigos. Él es una gran persona y eso es fundamental. Su energía, su luz, es re buen papá.  Tiene dos hijas más grandes (Azul y Martina) y con Ata también”, dijo la actriz.

“Nunca entendí eso de dos mundos…Tenemos una diferencia de edad significativa también. La verdad es que hace 20 años que estamos juntos. ¿Cuántas parejas pueden decir lo mismo?”, siguió. “La libertad individual se trata de eso, de elegir con quien estar. Es un viaje que puede durar un año, 5 meses, toda la vida…”, agregó.

Durante el repaso de su pareja con el cantante, Natalia habló de su tesoro más importante: su hijo. “Después de 10 años llegó Ata. Lo pensamos un montón. No me imagino mi vida sin Ata, pero antes no me imaginaba siendo mamá. Nosotros estábamos bien y pensé que quizás no era una búsqueda y en un momento quiso venir y fue alucinante”, dijo.

“Él me enseña todos los días a disfrutar de la vida, de cosas que me había olvidado. El vientito en la cara, el ruido de los pajaritos…”, aseguró. “Él tiene sus perros, su gato. Disfruta de cosas muy simples y me emociona”, añadió.

“Él me enseña todos los días a disfrutar de la vida, de cosas que me había olvidado. El vientito en la cara, el ruido de los pajaritos…”, agregó.

Después dijo que con Atahualpa cerró la fábrica. “Terminamos con Atahualpa. Le gusta ser hijo único. Ata tiene dos hermanas mucho más grandes y ya es tío, entonces se siente el chiquitito. Y no quiere un hermanito. Estamos bien así”, sumó.

Natalia Oreiro y Ricardo Mollo se casaron el 31 de diciembre de 2002, en un barco, al Norte de Brasil y sus anillos fueron tatuajes en sus dedos índices. “Natalia es el amor de mi vida”, se lo escuchó decir a él. “No tengo palabras para definirlo”, resumió ella.

Comentarios