Revelan cómo Lulú Sanguinetti «espiaba» a Martín Redrado por «miedo» a Luciana Salazar: «Se había obsesionado» – Revista Paparazzi

Revelan cómo Lulú Sanguinetti "espiaba" a Martín Redrado por "miedo" a Luciana Salazar: "Se había obsesionado"

La empresaria "usó" a una empleada doméstica para conocer los movimientos de de su pareja, aterrada por el "fantasma" Luciana Salazar
ROMANCES
ROMANCES

Lulú Sanguinetti usó a una particular técnica para investigar a Martín Redrado, con quien se casaron en Italia hace dos meses, al comienzo de la relación. La empresaria quería saber cada cosa que hacía el economista y, sobre todo, si se encontraba con Luciana Salazar, su ex, un "fantasma" que siempre la persiguió.

Hay una empleada que Lulú puso para investigarlo a Martín. Lulú puso una empleada cuando empezaron a salir, se llamaba Stella, con la que la cosa no terminó bien porque obvio Redrado se enteró de esto”, contó Paula Varela, integrante de Socios del espectáculo, el programa de la segunda mañana del 13.

"Le revisaba todo y la otra empleada, la que ahora trabaja con Luciana, le decía ‘no, no habló Luli, tal vez otro día’. Le mandaba y filtraba información", detalló la periodista, sobre el rol fundamental que cumplió la empleada doméstica hasta que se descubrió el "truco" al que apostó Lulú para saber los movimientos de su, por entonces, novio.

"Era la empleada de la casa donde se escuchaba los ruidos, los gritos de Luciana Salazar, haciendo la chanchada con Martín, y que escuchaba su vecino, el dueño de una cocida marca de fuegos artificiales", recordó Paula, en voz alta, sobre lo que sucedía en el lugar en el pasado, cuando el economista y la modelo eran pareja.

"Martín tiene mucha gente en su casa que le barren, que le limpian, que le cocinan. Y esta empleada era como una madre para él, porque se lo ha llegado a decir... Y empezó a ver cosas raras en la casa de Redrado. Un día, barriendo, encontró un frasco con miel, dijo ´¿qué es esto? ´, y lo tiró", compartió Varela.

"Lo volcó en la alfombra y le empezó a dar, dar y dar hasta que encuentra el frasco, se lo pregunta a Redrado y él no sabía qué decirle. La señora llegó a leer que decía ´Luciana Salazar´. La endulzó, le hizo hechizo. La empleada se la rompió y creer o reventar, desde ahí nunca más se volvieron a ver". Lo de la miel terminó con eso tan embarrado que empezaron a caer las hormigas. Tuvieron que tirar la alfombra que era de color gris y comprar una nueva" , detalló Paula.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig