A Charlotte Caniggia se le desacomodaron las lolas – Revista Paparazzi

A Charlotte Caniggia se le desacomodaron las lolas

TEVE
TEVE

Es conocida su adicción a los cambios estéticos, no sólo los más complejos, que requieren del paso por el quirófano y el bisturí, sino también aquellos más light, como cambiar dramáticamente del rubio platinado al castaño oscuro, pasando por un fucsia estridente. Charlotte Caniggia no le tiene miedo a la mutación casi camaleónica. Recientemente sorprendió con una renovada imagen; aunque no quiso dar detalles sobre los más recientes retoquecitos que se realizó, salta a la vista que se volvió a afinar la nariz y también engrosó sus labios.

Los pómulos nunca me los toqué y la cola, menos. Ya tengo las lolas hechas y si me operara la cola parecería un camión. No es fino. Hace tres años que no me hago nada. Me veo bien. Por ahora no necesito hacerme más. No me obsesionan las cirugías. La gente tiene una imagen mía que es muy diferente a la realidad: se cree que me operé 20 veces. Acá, en la Argentina, hay famosas que están mucho más operadas, es algo muy común en el ambiente del espectáculo. Obviamente crecí, tengo 23 años y las facciones me fueron cambiando, lógicamente, pero no volví a retocarme nada”, aseguró.

En su defensa, algunos dicen que no hay tanto bisturí, sino exceso de Photoshop por parte de la hija del Pájaro, algo que quedó evidenciado en reiteradas oportunidades por los errores de edición que tienen las postales que sube a Instagram. Recientemente se pudo ver cómo los marcos de un cuadro quedaban completamente ondulantes en pos de afinar su cintura y estilizar su figura. Claramente la muchacha tiene sus limitaciones a la hora de manejar esta herramienta porque los errores son frecuentes. En las redes hicieron eco de su nueva imagen y los memes no tardaron en proliferar comparándola con varios personajes de dibujitos animados, pero también destacaron que su manía la está llevando a parecerse cada día más a Michael Jackson.

Las cirugías confesas van desde una rinoplastia, implantes mamarios hasta las usuales lipos que suele hacerse. Tal como reconoció en el programa de Susana, Charlotte es tan vaga para realizar ejercicio que prefiere hacerse una liposucción en zonas claves que destinar tiempo a una rutina de entrenamiento.

Eso sí, dentro de las rutinas que sí disfruta ya sabemos que tomar champaña se encuentra entre sus preferidas, también está muy atenta a la imagen de sus mascotas y, tal como se observa en las fotos capturadas por Paparazzi, Charlotte llevó a sus canes a una peluquería y spa en la zona de Las Cañitas para consentirlos.

La última incorporación a la familia de cuatro patas fue Bubu, un bulldog francés, pero en esta oportunidad se la pudo ver con el chihuahua a cuestas y un Yorkshire que luce una tintura bastante similar a la que se la pudo ver a ella.

Los perritos pasaron por boxes, pero la que parece andar necesitando una alineación y balanceo es ella, pues algo anda mal en el escote de Charlotte y en eso se la pudo ver, dado que la discreción o la sutileza no son cualidades destacadas en la personalidad de la joven mediática. Quién sabe, tal vez está buscando algún objeto perdido. En ese desparramo de lolas, todo es posible. ¡Marche un frente delantero para Chantal! 

Charlotte sale del spa perruno

Charlotte sale del spa perruno

Algo anda mal por la zona

Algo anda mal por la zona

Más información en paparazzi.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig