A qué paradisíaca ciudad se fue a vivir Silvia D’Auro, la ex esposa de Jorge Rial, junto a su nuevo novio – Revista Paparazzi

A qué paradisíaca ciudad se fue a vivir Silvia D'Auro, la ex esposa de Jorge Rial, junto a su nuevo novio

Aunque hace poco abrió una oficina en Buenos Aires vinculada a la publicidad, se radicó muy lejos de la gran ciudad para empezar una nueva etapa.
TEVE
TEVE

La música le dedica muchas letras al término sur, una palabrita que siempre envuelve y esconde misterios, encantos y sentimientos. Así como el tango dice "Sur, paredón y desués" y Rafaella Carrá gritaba que "para enamorarse bien hay que venir al sur", Silvia D´Auro, la ex mujer de Jorge Rial, escribe su propia canción en la Patagonia argentina, a 1582.9 kilómetros de la Ciudad De Buenos Aires donde nació, creció y pasó la mayor parte de su vida.

D´Auro se radicó en San Martín de los Andes, donde encontró tranquilidad, calma, menos ruido y el amor: rehizo su vida afectiva al lado de un reconocido hombre de la patagonia.

D´Auro, además madre de Morena y Rocío Rial, con quienes mantuvo una relación polémica en un momento y de frialdad casi absoluta desde que se separó del conductor de Intrusos, eligió la paradisíaca San Martín de los Andes para alejarse un poco del ruido, del ajetreo y del ritmo frenético de la Capital Federal y encarar una nueva etapa de su vida.

EN LA PATAGONIA, D´AURO RECOMPUSO SU VIDA AFECTIVA CON UN HOMBRE RECONOCIDO DE LA ZONA.

Allí, entre cerros escarpados que se cubren de nieve en los meses del invierno pero se tiñen de verde cuando llegan los climas más templados, lagos de un agua tan cristalina que parece turquesa, el imponente volcán Lanín y el majestuoso lago Lacar que acaricia con sus aguas frías la playa y el muelle más bonitas de la región, se instaló tratando de conquistar tranquilidad interior y una existencia más cercana a la espiritualidad.

MAS ALLA DEL PASO DEL TIEMPO, D´AURO SIGUE MOSTRANDO SU FIGURA CUANDO VA A LA PLAYA.

Además de todo eso, también encontró el amor, pues rehizo su vida sentimental junto a un conocido hombre de la patagonia, que se llama Sergio "Chupete" Herrero, un dirigente político local. Dicen que está bien, tranquila, relajada, pero que no pudo con su forma de ser inquieta y su experiencia en el ramo publicitario y desembarcó con un nuevo emprendimiento, para lo que abrió una oficina en una coqueta zona de Capital a la que monitorea a distancia, y desde cerca las pocas veces que viaja la Gran Ciudad.

Buena parte de esa "calma" la consiguió en el buen pasar que le permite tener el excelente acuerdo "de divorcio" que consiguió tras separarse de Jorge Rial. Además de duradero (fueron más de 20 años juntos), el matrimonio había sido muy próspero económicamente, lleno de emprendimientos y de sociedades que dieron buenos dividendos, en especial después de que Rial pasara de notero de Lucho Avilés a conductor de ciclos televisivos.

AL FONDO EL LAGO LACAR, RODEADO POR MONTAÑAS. SAN MARTIN DE LOS ANDES ES UN PARAISO. ALLI VIVE D´AURO.

San Martín de los Andes, perteneciente a la provincia de Neuquen, es uno de los principales centros turísticos de la patagonia cordillerana (es una de las pocas regiones de la Argentina que tiene mar al este y montañas al oeste) y como otros destinos de la zona (Villa La Angostura también en Neuquén, San Carlos de Bariloche y El Bolsón en Río Negro, Lago Puelo, Epuyen, El Hoyo y Esquel en Chubut, el Calafate en Santa Cruz) logró lo que parecía imposible: atraer turistas tanto en invierno -algo que sucedió siempre- como en verano.

El Cerro Chapelco es uno de los centros de esquí preferidos por aquellos que practican ese deporte por las características de las pistas, y las playas a orillas del Lago Lacar se llenan de veraneantes entre diciembre y marzo, una época en la que se aprecian diversas tonalidades para todos los rincones a los que lleva la vista.

SILVIA Y JORGE NUNCA PUDIERON RECOMPONER SU RELACION, PERO LLEGARON A UN CUANTIOSO ACUERDO DE DIVORCIO.

La gastronomía es otro de sus puntos fuertes, ya que a la excepcional comida que allí se sirve (con platos típicos de la zona como el ciervo a la cazadora, el cordero a las brasas y las truchas en todas sus variantes) le sigue una pastelería de primer nivel internacional. Abundan las chocolaterías, los alfajores y los postres.

De todo eso disfruta, hoy, Silvia D´Auro. Quizás ese lugar tan espléndido le sirva para recomponer, aunque sea en parte, la relación con sus hijas, aunque ella misma declaró, varias veces, que las cosas no se fuerzan y deben darse de manera natural. Alguna vez, quizás, volverán a estar con el corazón mirando al sur.

Más información en paparazzi.com.ar

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig