Angel Di María festejó el Mundial y la mejora en la salud de su hija Pía: "¿Es un sueño, verdad?" – Revista Paparazzi

Angel Di María festejó el Mundial y la mejora en la salud de su hija Pía: "¿Es un sueño, verdad?"

Alegría total para Fideo: además de meter un gol y celebrar la consagración en Qatar, pudo abrazar a su hija, que dejó atrás un problema de salud que la llevó a un hospital de Doha.
TEVE
TEVE

Festejo doble, triple o cuádruple para Angel Di María, uno de los "héroes" de la consagración argentina en el campeonato Mundial de Qatar. Además de meter un gol, recibir la medalla y levantar la Copa, "Fideo" celebró junto a su mujer, Jorgelina Cardoso, la recuperación de su pequeña hija Pía, quien unas horas antes de la final contra Francia les había dado un susto con un cuadro febril que obligó a llevarla a un hospital.

Esos nervios, que inundaron por unas horas el campamento argentino en Doha, la capital de Qatar, por suerte se disiparon rápidamente cuando la nena superó el problemita de salud que la había afectado y pudo estar junto a su mamá y a su hermana Mía en el estadio Lusail, donde el seleccionado que integra su papá jugó un infernal y electrizante 3-3 y luego ganó en la definición por penales.

Fue la propia esposa de Di María, la también rosarina Jorgelina Cardoso, la que había comentado la situación en sus redes sociales y la que, un poco, graficó lo que senía en ese momento tanto ella como el resto de su familia, incluido su esposo, por esas horas concentrado junto a Leo Messi y el resto del plantel argentino. Junto a una foto de su hijita, puso "la nena que conoce todos los hospitales y las guardias del mundo, pobrecita".

Jorgelina llevó a su nena a uno de los hospitales que se construyeron en la capital Qatarí para atender las necesidades de salud que afrontaran aquellos que fueron a ver el Mundial. Prontamente la sacaron adelante y pudieron volver al lugar donde estaban alojados y unas horas después ir a la cancha para alentar a su papá y al resto de los muchachos que se pusieron la albiceleste. En el medio de la competencia, la periodista Dominique Metzger ya había contado como era el sistema de salud en aquella tierra.

Angel Di María protagoniza una de las historias de redención más grande de todos los tiempos del deporte mundial. Después de perder algunas finales con el seleccionado nacional -algunas de las cuales ni siquiera pudo jugar por encontrarse lesionado- mucha gente "pedía a gritos" que no volviera a ser convocado, y hasta hubo periodistas que se arrodillaron para lamentar un nuevo llamado a formar parte del grupo. Los memes y las burlas estaban a la orden del día.

Pero la historia se dio vuelta en la Copa América de Brasil, cuando Argentina cortó una "eterna" sequía de 28 años sin títulos al imponerse a 1-0 al equipo local en pleno estadio Maracaná con un golazo de Dí María, anotación que dio pie, tiempo después, a la letra "pero eso se terminó, porque en el Maracáná/la final con los brazucas la volvió a ganar papa" que por estos días cantamos todos como locos. En el Mundial de Qatar, Di María arrancó como titular pero una molestia lo marginó de los choques con Austarlia y Croacia. Con Países Bajos jugó un ratito y en la final no sólo volvió al 11 de arranque, sino que metió el 2-0 parcial. Hasta que fue reemplazado, era una de las grandes figuras de la cancha. Después festejó todo. El título y la recuperación de su nena.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig