Benjamín Vicuña se largó a llorar al hablar de sus hijos y emocionó a todos: «Son mi vida, ellos…» – Revista Paparazzi

Benjamín Vicuña se largó a llorar al hablar de sus hijos y emocionó a todos: "Son mi vida, ellos..."

Le pidieron que diera una definición de cada uno, pero al llegar a los más grandes se emocionó tanto que no pudo seguir.
TEVE
TEVE

Benjamín Vicuña se quebró y lloró de emoción al hablar de sus hijos en la parte más emotiva y conmovedora de un largo reportaje que le hicieron en Socios del espectáculo. El galán trasandino alcanzó a hablar de los más chiquitos, Magnolia y Amancio, pero cuando llegó el turno de decir algo de los más grandes, los que tuvo con Pampita, ya no pudo seguir, ganado por la emoción.

Poco acostumbrado a visitar programas de televisión y mucho menos si son chimenteros, Vicuña fue un poco víctima de aquello de que la necesidad tiene cara de hereje: ante el inminente estreno de la obra de teatro "El método Gronholm", que va a protagonizar junto a Laurita Fernández, fue a promocionarla al ciclo que conduce la dupla Lussich-Pallares, con quienes tiene muy buena onda después de superar algunas rispideces.

Ya sobre el final del reportaje -que se extendió por más de media hora y que lo llevó a tocar todos los temas, incluso los personales- Lussich le propuso mostrarle fotos de sus hijos y que diera una definición de cada uno de ellos. Viendo la que se le venía, Vicuña se atajó y dijo "ah bueno, ustedes me quieren matar a mi". Dicho y hecho. Al ratito nomás ya estaba quebrado.

El primero en aparecer fue Amancio, el menor de todos, el último que tiene con La China Suárez. "Es un duende hermoso. La alegría más pura. Y es un terremoto, claro, porque está en una edad en donde toca todo. El tiene dos añitos y por supuesto que se lleva todo puesto" dijo Vicuña, ya un poco sensibilizado por la situación a la que lo llevaron, con buen tino, los conductores del envío chimentero.

Después le mostraron una foto de Magnolia, la nena que también tuvo con la actriz. Ahí la voz se le afinó mucho más, pero pudo hablar lo mismo. "Desde que apareció trajo toda la luz del mundo. Es especial, carismática, graciosa. Bueno, todos los padres decimos lo mismo de nuestros hijos, pero ella es como si hubiera venido con un mensaje, como si supiera algo, o las cosas". Fue, prácticamente, lo último que alcanzó a decir.

Cuando la foto cambió y observó a Beltrán, uno de los nenes que tuvo con Pampita, quedó en el aire. "Puro amor..." dijo y se largó a llorar. Las lágrimas inundaron su rostro, agachó la cabeza, y siguió así cuando le mostraron a Benicio y a Bautista. "Le mandamos un beso al cielo a las estrellas a Blanquita" acotó Lussich. "Mi hermosa", comentó Vicuña, que cuando pudo recomponer su estado anímico remarcó que "ellos son mi vida. Me da mucha impresión verlos acá Trato dar mi mejor versión. Le dedico mucho tiempo a ser papá. No se si lo hago bien o mal, pero me ocupo mucho". Todos terminaron emocionados como él.

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig