Carolina Baldini y el Cholo Simeone no se hablaron en el casamiento de su hijo: los momentos de tensión – Revista Paparazzi

Carolina Baldini y el Cholo Simeone no se hablaron en el casamiento de su hijo: los momentos de tensión

Giovanni Simeone y Giulia Coppini contrajeron enlace en Florencia. En medio de un paisaje paradisíaco, los padres del novio continuaron su enfrentamiento.
TEVE
TEVE

El paradisíaco paisaje que regala a los ojos la preciosa y calma campiña italiana y un motivo tan movilizante y especial como el casamiento de uno de sus hijos no inspiraron a Carolina Baldini y el Cholo Simeone para que limaran asperezas y bajaran un cambio después de todo lo que se dijeron últimamente. En la verdosa espesura del interior de Florencia y ante la ceremonia que unió en matrimonio a Giovanni Simeone con Giulia Coppini se movieron por lugares diferentes y evitaron cualquier tipo de contacto, incluso protagonizando momentos de tensión.

La Chola y El Cholo ni siquiera aceptaron sacarse una foto juntos. Los dos, por supuesto, tienen su postal al lado de la pareja que unió su vida "hasta que la muerte los separe" -bueno, al menos prometieron eso, como todos los que pasan por el altar- pero siempre por separado. Ella, incluso, se dio el gusto de ingresar a la iglesia del brazo del muchacho.

Una de las grandes dudas que había en torno de la boda era si asistiría o no Diego "El Cholo" Simeone, el padre del novio y flamante marido, pues se había dicho que no concurriría ni participaría del evento y ponía como argumento del "faltazo" un partido amistoso que debía afrontar con el Atlético Madrid. Era raro, teniendo en cuenta que la temporada del fútbol español acaba de terminar.

El interrogante se disipó cuando el Cholo hizo su ingreso, tan pintón y elegante como siempre, con un traje gris opaco, camisa blanca y zapatos negros de la mano de una deslumbrante Carla Pereyra: ella estaba enfundada en un explosivo vestido de color rojo fuego. Los dos coincidieron en usar anteojos oscuros: mientras en la Argentina transitamos los primeros fríos de la temporada otoño-invierno.

La Chola, por su parte, lució un vestido en la tonalidad del verde agua que le quedaba "pintado", como arriesgaron los expertos en modas y accesorios consultados en las últimas horas. Después de la ceremonia religiosa, tanto los novios -que utilizaron un auto descapotable- como todos los invitados se dirigieron a un lujosísimo salón de fiestas en los que no faltó ningún detalles. Pero ninguno en serio.

El escenario era el ideal. Sofisticación, glamour, toda gente "pitucamente" ataviada. De punta en blanco. Música, gran comida, la ambientación perfecta, candelabros, flores, arañas del siglo XV, alegría, arreglos florales. Hasta la novia se dio el gusto de cantar. Salió todo perfecto menos la intención que tenían algunos de propiciar un reencuentro entre el Cholo y la Chola. Algunos, incluso, creen que los hijos le esbozaron un reproche a la madre por hablar públicamente en una fecha tan cercana al casorio.

Giovanni y Giuliana dieron el sí, pero el Cholo y la Chola, sus padres, dijeron que no.

EL ALBUM DE FOTOS DEL CASAMIENTO DE GIOVANNI SIMEONE DONDE EL CHOLO Y LA CHOLA BALDINI NI SE SALUDARON

Más información en paparazzi.com.ar

TEMAS

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig