in

Cinthia Fernández le pegó duro a Luciana Salazar: “No la revivamos que está muerta por ahí”

La panelista se acordó de la amiga de su ex pareja, Martín Baclini, en su visita a PH, el programa de Andy Kusnetzoff, en Telefé.

Desde el primer día que Cinthia Fernández y Martín Baclini empezaron salir, el nombre de Luciana Salazar estuvo siempre por sobre la relación de la bailarina y panelista con el empresario. Se decía que el rosarino la conocía desde hace mucho a Luli Pop porque los dos vivían en la zona de Nordelta, pero eso fue desmentido por la ex de Matías Defederico. “Lo que me jode es que mientan, y que ella lo bebotee”, dijo en un reportaje.

En su visita a PH, podemos hablar, el programa de Andy Kusnetzoff, otra vez se desató un escándalo cuando Diego Ramos hablaba de que había trabajado con la rubia, ex de Martín Redrado, quien siempre está en sus memorias de la peor manera.

El problema es que antes no tenías periodistas”, le dijo Cinthia cuando él se refería a su programa en Net TV. Y ante la pregunta Andy K, Diego quiso explicar el origen de la mala onda entre Cinthia y Luli, pero todo se fue al demonio: “No sigan mintiendo”.

CINTHIA FERNANDEZ, EN LLAMAS.

“Eso no es cierto: con Baclini no eran amigos de toda la vida. ¡Fush! No la revivamos que está muerta por ahí”, comenzó el ataque Fernández. “Al contrario. Luciana es una muy buena compañera y una muy buena mina”, la defendió Ramos. Sin embargo, Cinthia no se quedó en silencio y volvió al ataque: “Te quiero confesar que yo no te daba notas porque estaba ella. No la quiero. No es buena gente”, terminó.

SU HIJA, OTRO DRAMA

En el mismo programa, Cinthia contó lo que le pasa a Francesca, su hija menor. “No sé porque lo dramatizaron tanto porque yo no lo tomé así. Sé que hay que hacerle estudios y yo soy un poco especial. Para el estudio hay que pincharla un montón. Es un problema con las hormonas de crecimiento”, contó Cinthia, que contó con la ayuda de Baclini para los estudios.

Además, confirmó que su hija había sido revisada por el mismo médico que trató a Lionel Messi en su infancia por su déficit en la hormona de crecimiento. “Ese doctor, que es una eminencia, me dijo que estaba por debajo del percentil y hace poco la volví a controlar. Me dijeron que espere un poco y también el papá y yo somos chiquititos. Soy yo la que no me animaba porque hay que pincharla muy seguido. Pero mi hija es sana, una bomba de bella. No lo tomé dramático porque no es una enfermedad terminal, es algo superficial”, contó la bailarina.

Comentarios